guerra en ucrania

Putin activa su fuerza nuclear ante las negociaciones con Ucrania

El presidente ruso, sin el apoyo de China, amenaza con una escalada militar frente a las duras sanciones de Occidente. Delegaciones de Moscú y Kiev acuerdan reunirse en la frontera con Bielorrusia para buscar una salida a la guerra
TOPSHOT – Ukrainian service members look for and collect unexploded shells after a fighting with Russian raiding group in the Ukrainian capital of Kyiv in the morning of February 26, 2022, according to Ukrainian service personnel at the scene. – Ukrainian soldiers repulsed a Russian attack in the capital, the military said on February 26 after a defiant President Volodymyr Zelensky vowed his pro-Western country would not be bowed by Moscow. It started the third day since Russian leader Vladimir Putin unleashed a full-scale invasion that has killed dozens of people, forced more than 50,000 to flee Ukraine in just 48 hours and sparked fears of a wider conflict in Europe. (Photo by Sergei SUPINSKY / AFP) (Photo by SERGEI SUPINSKY/AFP via Getty Images)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció ayer que pone en un “régimen especial de servicio” a las fuerzas de disuasión estratégica del país en respuesta a “los agresivos comentarios formulados por los líderes de la OTAN”, en evidente reación a sus planes iniciales, que pasaban por una ocupación relámpago de Ucrania que las fuerzas leales al Gobierno de Volodimir Zelinski ha impedido, a la par que la reacción de Occidente ha sido mucho más dura de lo que se podía deducir de la tradicional incapacidad de la Unión Europea a la hora de llegar a acuerdos de la envergadura que han tenido las sanciones aprobadas finalmente por sus países miembros. Hay que tener en cuenta, respecto al anuncio de Putin, que las fuerzas de disuasión a las que alude están especializadas en el lanzamiento de misiles balísticos y de crucero de gran alcance, y responsables del control habitual de armas nucleares y convencionales.
“Ordeno al Ministro de Defensa (Sergei Shoigu) y al Jefe del Estado Mayor (Valeri Gerasimov) que transfieran las fuerzas de disuasión del Ejército ruso a un régimen especial de servicio de combate”, hizo saber el mandatario en declaraciones recogidas por RIA Novosti y que suponen una evidente apuesta de Putin por hacer efectivo su hasta ahora fracasada intención de atemorizar a la comunidad internacional.
El presidente ruso ordenó esta alerta tras denunciar, también, las “ilegítimas” sanciones económicas impuestas el pasado sábado por EE UU, la UE, Reino Unido y Canadá que excluyen a bancos sancionados rusos del mecanismo de intercambio financiero SWIFT y paralizan los activos internacionales del Banco Central de Rusia. “Los países occidentales no solo son hostiles a nuestro país en el ámbito económico, y con esto me refiero a las sanciones ilegítimas, sino que altos funcionarios de los principales países de la OTAN también se permiten declaraciones agresivas contra nuestro país”, manifestó.
En una entrevista con DIARIO DE AVISOS, el eurodiputado y presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento europeo, Juan Fernando López Aguilar, ya advirtió de la necesidad de responder a la invasión rusa de Ucrania con una postura unánime por parte de los países miembros de la Unión Europea.
Retornando al anuncio de Putin, cabe recordar que estas fuerzas de disuasión estratégica son las mismas que llevaron a cabo ejercicios en Bielorrusia justo antes de la invasión de Ucrania. Durante estos ejercicios, fuerzas rusas lanzaron el misil balístico intercontinental RS-24 Yars, así como misiles de crucero desde portamisiles estratégicos de largo alcance Tu-95ms, que alcanzaron objetivos en Pemboi y Kura. Además, desde las aguas del Mar de Barents, un submarino nuclear estratégico de la Flota del Norte ‘Karelia’ también ha lanzado un misil balístico modelo Sineva.

Escalada
Una de las primeras reacciones ha llegado de parte de Estados Unidos, y concretamente de su embajadora ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, que ha descrito la declaración de la alerta como una escalada inaceptable. La decisión de Putin “significa que el presidente continúa intensificando esta guerra de una manera que es totalmente inaceptable. Tenemos que continuar deteniendo sus acciones de la manera más contundente posible”, aseveró.

Ingresar en la OTAN.

En concreto, la cita tendrá lugar en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia, cerca del río Prípiat. A este respecto, Zelenski informó que esta decisión se ha negociado con el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, con quien mantuvo ayer una conversación telefónica en la que acordaron que el encuentro se lleve a cabo “sin condiciones previas”. En contrapartida, Lukashenko se ha comprometido a que “todos los aviones, helicópteros y misiles estacionados en territorio bielorruso permanezcan en tierra durante el viaje, las conversaciones y el regreso de la delegación ucraniana”, aseguró Zelenski en Telegram.

A nadie se le escapa que la numantina resistencia ucraniana, logrando frenar el avance de la invasión rusa en las calles de Kiev o con la reconquista de una plaza clave como Jersón, alimentó la respuesta unánime de Occidente contra el régimen de Putin, quien ahora ve inalcanzable su objetivo de amedrentar (especialmente, a la Unión Europea) con un victorioso ataque relámpago.

TE PUEDE INTERESAR