sanidad

Retiran unas populares pastillas contra la disfunción eréctil por la presencia de sidenafilo

La AESAN ha prohibido la comercialización del complemento alimenticio
Alertan de que un fármaco para adelgazar conlleva riesgos mentales y cardíacos

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha notificado la retirada del complemento alimenticio Erector Plus, comercializado para ayudar con la disfunción eréctil, por contener en su composición sildenafilo sin declarar.

“La sustancia activa no declarada en el etiquetado en estos complementos alimenticios puede tener efectos farmacológicos, y puede suponer riesgos para la salud de las personas que los consumen”, explica la agencia.

Según el envase del producto, su actividad para ayudar a estimular la líbido sexual se basaba en una serie de componentes naturales, como el ginseng. Sin embargo, no notificaba en su etiquetado la presencia de un componente farmacológico, que necesita de prescripción médica para su utilización y que puede acarrear riesgos para la salud.

El sildenafilo funciona como principio activo de la viagra y está indicado para restaurar la función eréctil deteriorada. Lo consigue aumentando el flujo sanguíneo del pene mediante la inhibición selectiva de la fosfodiesterasa 5 (PDE-5).

Al aumentar el flujo sanguíneo, los inhibidores de la PDE-5 se han relacionado con el incremento de riesgo de sufrir infartos agudos de miocardio, anginas de pecho, arritmias, palpitaciones, taquicardias, accidentes cerebrovasculares e, incluso, muerte súbita cardíaca.

De hecho, la viagra y otros medicamentos destinados a ayudar con la disfunción eréctil, no están recomendados para personas con problemas cardiovasculares, de tensión arterial o con insuficiencia hepática grave.

Precisamente, son esas personas las que suelen recurrir a este tipo de complementos alimenticios, ya que se venden como algo natural. Lo que no saben, son los riesgos que entraña el consumo de este tipo de productos y no es la primera vez que se produce una retirada del mercado de un complemento alimenticio destinado a ayudar con la disfunción eréctil.

El último caso se produjo este mes de febrero. La alarma saltó porque el producto en cuestión llevaba tadalafilo y desmetil carbodenafilo, otros dos componentes relacionados con la viagra.

TE PUEDE INTERESAR