la palma

Anselmo Pestana: “La atención del Estado a La Palma continuará hasta que finalice la reconstrucción”

El delegado del Gobierno en Canarias tiene claro que se mantendrán las prioridades de inversión para la reconstrucción de La Palma pese a las tensiones e incertidumbres que plantea el escenario de guerra en Ucrania
anselmo-pestana-la-palma
Anselmo Pestana Padrón, delegado del Gobierno en Canarias

Anselmo Pestana tiene claro que se mantendrán las prioridades de inversión para la reconstrucción de La Palma pese a las tensiones e incertidumbres que plantea el escenario de guerra en Ucrania.

Cuando se cumplen seis meses desde la erupción, el delegado del Gobierno en Canarias pone en valor el ejemplo dado en materia de protección civil y cree que, ante los intentos de hacer un uso político de la impotencia de los afectados, la única respuesta debe ser trabajar sin descanso con el mismo impulso que ha hecho posible, esta semana, la inversión de 40 millones de euros para la carretera de la Costa.


-Se cumplen seis meses de la erupción, un período en el que se mezcla la atención de la emergencia con los desplazados, la respuesta alojativa y los pasos para la reconstrucción en una isla aún conmocionada.
“La actuación de las instituciones ante la emergencia del volcán ha sido un ejemplo para nuestro país, una demostración de la importancia de la estructura del Estado y del valor de lo público para hacer frente catástrofe tan prolongada y con un coste económico en pérdidas y daños sin precedentes en La Palma. Tras lo ocurrido en La Palma, la cumbre de presidentes celebrada en la Isla llegó a acuerdos sobre la necesidad de reforzar el Sistema Nacional de Protección Civil siguiendo el ejemplo de La Palma, con la incorporación de entidades del área social y de los científicos, que durante esta crisis han aportado conocimiento y seguimiento riguroso de la emergencia. Se ha dado una respuesta institucional y coordinada a la emergencia volcánica, la mayor catástrofe de protección civil de los últimos 70 años. Creo que hay una percepción buena de la respuesta, pero también en la inversión, que no tiene parangón con ninguna otra”.

-La Comisión Mixta se ha reunido seis veces y la recuperación está en marcha, pero la percepción de los afectados es de decepción.
“Esa percepción por parte de los afectados creo que no es generalizada. Entiendo la desesperación, pero estamos ante una reconstrucción que requiere de trabajo diario y constante, que va a ser prolongada en el tiempo. Son muchos los que han recibido ayudas, indemnizaciones del Consorcio de Seguros y que ya están en viviendas adquiridas por el Gobierno de Canarias. Estamos hablando de una emergencia sin precedentes en La Palma por los daños, pero también sin precedentes en la respuesta, con la movilización de 336 millones de euros de fondos públicos de los 510 que está planificado invertir”.

-Como conocedor de cómo respira esta tierra y la desolación que hay, ¿teme que el volcán sea utilizado como arma arrojadiza o ese mensaje de unidad podrá resistir a los embates políticos?
“Creo que no hay que desviar el foco de lo importante, que pasa por un trabajo incansable en una reconstrucción que entraña complejidades a las que se está haciendo frente y que avanzan. Tenemos esta misma semana la inversión de 40 millones de euros para ejecutar una nueva vía por la costa, salvando la colada y reconectando Tazacorte con Puerto Naos en un proyecto clave para recuperar las comunicaciones y conseguir la normalidad en una zona de enorme interés productivo, tanto desde el punto de vista del sector primario como para el turismo. Otras infraestructuras podrán recuperarse a partir de esa carretera de 5,5 kilómetros, prueba palpable de que se trabaja activamente por la recuperación económica y social de La Palma, y en beneficio de los palmeros”.

-¿El hecho de que no se haya podido cumplir con todas las aspiraciones en materia de vivienda y de los retos en grandes obras es algo de lo que haya podido hablar con Pedro Sánchez?
“El presidente y todo su gabinete sigue cerca de La Palma. El Gobierno de Canarias ha adquirido, en una isla en la que no se construye vivienda desde hace unos 15 años, 100 inmuebles que ha puesto a disposición de otras tantas familias, mientras se busca respuesta habitacional con la construcción de casas prefabricadas para seguir atendiendo las necesidades de quienes esperan por ellas. Una respuesta provisional, pero dentro de un proceso que no terminará hasta que no se pacte, se acuerde y se escuche a los afectados y se acuerde con las administraciones implicadas, qué áreas y dónde reubicar viviendas, pero también las actividades económicas en esos nuevos asentamientos. Esa es una tarea que requiere de una participación que ya se está llevando a cabo para dar soluciones, que, espero, en el futuro servirán como ejemplo para otras zonas del mundo donde puedan producirse catástrofes como la ocurrida en La Palma”.

-Ahora que nos enfrentamos a un escenario de guerra en Ucrania y se temen las consecuencias ante las decisiones de Vladímir Putin, ¿cabe la posibilidad de que las urgencias económicas en el país pueda desviar la atención de La Palma?
“El Gobierno de España va a mantener de forma constante el compromiso con la isla de La Palma. Ejemplo de ello es que la declaración de emergencia y la inversión de 40 millones de euros para la carretera de la costa, clave para posibilitar la recuperación económica de la Isla, se ha producido en este contexto de guerra tras la invasión a Ucrania tras la decisión unilateral del presidente ruso. El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y sus ministros están comprometidos con La Palma, con su recuperación y se van a seguir tomando decisiones que ayuden a la recuperación económica, con nuevas soluciones en función del territorio afectado y en coordinación con todas las administraciones implicadas en el marco de la Comisión Mixta. El escenario actual no está impidiendo que el Gobierno de España y el de Canarias adopten decisiones importantes, por ejemplo, el incremento de las ayudas en 30.000 euros por parte de las arcas regionales que se suman a los 60.000 del Estado a cada afectado que haya perdido su vivienda principal. El compromiso del Estado y la atención a La Palma continuará hasta que finalice la reconstrucción”.

-En el balance de seis meses tras la erupción, no sé si es posible señalar el momento, desde la Delegación del Gobierno, de mayor desesperanza y el de optimismo…
“El momento de mayor desesperanza fue el momento de la erupción y la previsión del recorrido de la colada tras comprobar sobre plano las zonas y casas habitadas que había ladera abajo, y consciente en ese momento de que se iba a producir un daño muy importante. No podía prever que la erupción fuera a durar tanto: la más larga en la historia de La Palma. Pero sí era consciente de que iban a ser muchos los daños, muchas las viviendas, infraestructuras y cultivos afectados, además de la conexión norte sur del Valle. Un momento de impotencia y tristeza por el daño que iba a causar a tantos proyectos de vida. También he experimentando esperanza y optimismo tras ver los acuerdos que se adoptan, los millones de euros que se movilizan en ayudas para la Isla o ante el hecho de que el Gobierno haya duplicado la ayuda a cada familia afectada por la pérdida de su vivienda, algo que hace apenas dos semanas se vio reforzado con la aportación del Gobierno de Canarias de otros 30.000 euros por el mismo concepto”.

-A usted le ha tocado hacer frente a la etapa más dura de Canarias ante la inmigración. Es justo ahora cuanto se produce este cambio de posición del Gobierno con respecto al Sáhara, decisiva en su relación con Marruecos.
“Marruecos es un vecino con el que debemos tener una buena relación, clave en el momento histórico que estamos viviendo. Tenemos diferencias, pero también intereses coincidentes con Marruecos. Está claro que es importante generar un área de desarrollo económico y buenas relaciones con nuestros vecinos. Nuestro Gobierno ha anunciado una posición sobre el Sáhara en un conflicto cuya solución está en manos de la ONU. Como países vecinos debemos intentar tener la mejor relación posible en un momento de tensión internacional al que no podemos estar ajenos”.

TE RECOMENDAMOS