el jardín

“Nosotros celebramos así unos Carnavales”: Canarias se ríe de las quejas de Madrid por la calima

Las redes sociales han aludido a la preocupación por la calima a nivel nacional, incluso abriendo espacios informativos, algo que "no ocurre" cuando pasa en las Islas
calima
Los Carnavales de 2020 siempre serán recordados por el episodio de calima

El episodio de entrada de calima en Madrid ha centrado la atención informativa nacional. En numerosos medios de comunicación, la presencia de polvo en suspensión ha sido protagonista, abriendo informativos en televisión. Eso, como no podía ser de otra manera, ha provocado la sorpresa en numerosos canarios y canarios que ya tienen a la calima como algo normal. Y, claro, de la sorpresa se pasó al sentido del humor, comparando situaciones entre comunidades.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, hizo un llamamiento este martes a los madrileños para que tengan “mucha precaución” al conducir y para realizar actividades físicas por la “inusual” calima.

A través de su cuenta de Twitter indicó que “esta mañana Madrid se ha despertado con un fenómeno meteorológico inusual, generado por una elevada cantidad de polvo en suspensión”.

Por ello, ha pedido en el mismo mensaje “mucha precaución en la conducción y en las actividades físicas al aire libre” debido a los problemas que la calima conlleva para la salud.

En medio de un cruce de acusaciones sobre si se tenía que haber avisado antes o no a los ciudadanos, Madrid ha tenido que activar algunos protocolos, como los de dar determinados consejos a la población, a los que estamos muy acostumbrados en Canarias, de ahí la respuesta en redes sociales.

Calima en Canarias

El 23 de febrero de 2020 se vivió el peor episodio de calima en Canarias, provocando, por primera vez en la historia, el cierre del espacio aéreo insular por este fenómeno. Su población respiró durante dos días uno de los aires más contaminantes del mundo. Y es que la concentración de partículas fue superior a los 1.000 microgramos por metro cúbico (en Madrid la concentración es de 5 a 500 microgramos por metro cúbico).

Un panorama al que se sumaron rachas de viento muy fuertes que incluso propiciaron incendios por la fusión de ambas inclemencias meteorológicas. En pocas horas, la sensación de caos se multiplicó, por lo que los servicios de emergencia tuvieron que esforzarse al máximo.

Pese a ello, se han llevado a cabo comparaciones con la situación vivida en la Isla y la vivida actualmente en Madrid, lo que provoca el chascarrillo en redes.

Muchos de los comentarios iban en relación a lo acostumbrados que estamos los canarios a que ese polvo en suspensión se haya hecho, casi, un elemento más de nuestra vida, mientras que en la Península la calima se vea con cierta extrañeza.

Recomendaciones frente a la calima

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, ante la presencia de calima en suspensión en la atmósfera, recomienda a la población tomar precauciones como evitar la exposición prolongada al aire exterior, mantener las ventanas cerradas y no realizar esfuerzos físicos al aire libre.

El polvo en suspensión contribuye a resecar las vías respiratorias y, en muchas ocasiones, se puede provocar un agravamiento de afecciones o síntomas relacionados con enfermedades respiratorias, tales como el asma, personas con enfermedad obstructiva crónica (EPOC) que hacen que aumenten las visitas a los servicios de urgencias y los ingresos hospitalarios en algunos casos.

La exposición a este contaminante puede producir molestias torácicas, tos, palpitaciones, fatiga o incremento a la susceptibilidad a infecciones respiratorias, al menos durante los cinco días posteriores al inicio del episodio.

-No salir a la calle y mantener cerradas puertas y ventanas de las casas.

-Realizar la limpieza de las superficies con el polvo con paños húmedos.

-Mantenerse en ambientes húmedos e hidratarse.

-No realizar ejercicios físicos en el exterior.

-En caso de empeorar los síntomas respiratorios llamar al 112.

TE RECOMENDAMOS