política

Canarias eliminará mañana todas las restricciones por la pandemia

El presidente Ángel Víctor Torres anuncia durante el Debate sobre el Estado de la Nacionalidad la medida, que no incluye las mascarillas en interiores
canarias-elimina-todas-las-restricciones
El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres. Sergio Méndez

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, anunció ayer que su Gobierno aprobará mañana, en Consejo de Gobierno, la eliminación de todas las restricciones asociadas a la pandemia de coronavirus siguiendo los criterios técnicos.

“No es el fin de la pandemia, claro que no, permaneceremos vigilantes”, indicó en el discurso del Debate sobre el Estado de la Nacionalidad, en el que precisó que la suspensión es “temporal” porque si las circunstancias empeoran se podrán reactivar. Torres comentó que esta decisión es una “nueva etapa de más normalidad” para la sociedad gracias a que las administraciones cuentan con “más herramientas” para afrontar la enfermedad y controlar la aparición de nuevas variantes. El presidente destacó que la vacunación ha ido modulando su impacto en la salud de la población y en el propio sistema sanitario y en las islas ya hay un 84% de la población inmunizada.


Aparte de este anuncio, otra de las novedades del debate fue la puesta de largo como portavoz parlamentario del PP el nuevo líder de la formación conservadora, Manuel Domínguez. “Cuando doy mi palabra, la cumplo. Aunque me cueste dinero”. Con esta carta de presentación llegaba ayer Domínguez a la primera sesión del debate. Una cita en la que el también alcalde de Los Realejos se estrenaba como máximo representante de los populares del Archipiélago y en la que acabó perfilándose como referente de la oposición al cuatripartito. Eso sí: con una mano tendida al líder del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres (PSOE), a quien instó en varias ocasiones a sentarse y debatir propuestas concretas para dar solución a las principales problemáticas que afectan a las Islas.

No obstante, la intervención de Domínguez no estuvo exenta de críticas. De hecho, si bien evitó dibujar una sociedad teñida de “blanco o negro”, aseguró que la isleña se aproxima, cada vez más, a un color “gris plomizo”. En este sentido, citó estadísticas que, según dijo, no hacen presagiar un futuro próspero. “Tenemos las urgencias saturadas, las listas de espera han sufrido un aumento del 25%; el paro se sitúa 5,5 puntos por encima de la media nacional; tenemos la mayor tasa de paro juvenil de todo el país, y la peor entre los mayores de 55 años”. Además, indicó que “somos la región con más pobreza severa de toda España, más de ocho puntos por encima de la media”. Es decir, que “más de 425.000 canarios” son categorizados como “muy pobres”.

Bajo esa coraza de moderación, en sintonía con la esbozada por el que será nombrado nuevo presidente del PP a nivel nacional, Alberto Núñez Feijóo, el político realejero quiso desviar el foco de las grandes catástrofes que han tenido lugar en los últimos años, como la pandemia de la COVID-19, el volcán de Cumbre Vieja o la guerra en Ucrania. Por contra, aseveró que el presidente canario no puede escudarse en esas situaciones coyunturales para justificar la cuenta de resultados de su mandato. “El tiempo de las excusas ya se le agotó”, proclamó ante la Cámara legislativa.

Domínguez reconoció que existen “factores exógenos” que inciden “en el nivel de sufrimiento” de los habitantes de la Comunidad Autónoma. “Pero su Gobierno, señor Torres, demuestra cada día su incapacidad absoluta para atenuar ese dolor”, declaró, al tiempo que argumentó que los representantes públicos “debemos estar siempre alertados y preparados para lo peor, incluso en los tiempos de bonanza. Porque si tropezamos con un obstáculo, no solo caemos nosotros, sino que arrastramos a todo nuestro pueblo”.

TE RECOMENDAMOS