la palma

Cáritas sigue aumentando el número de personas que ha atendido en La Palma

Más de 1.700 damnificados por la crisis volcánica, de ellos 380 menores, han recibido algún tipo de ayuda de la entidad diocesana
cáritas-La-Palma
Recurso alojativo puesto a disposición de una familia de afectados por el volcán. DA

Cáritas Diocesana sigue aumentando el número de personas a las que atiende de forma directa en La Palma, a los tres meses del cese la actividad del volcán de Cumbre Vieja, de tal forma que hay 600 familias con más de 1.700 damnificados, de ellos 380 menores, que han recibido algún tipo de ayuda de la entidad gracias a las aportaciones recibidas en el marco de la Campaña de Emergencia y Solidaridad con La Palma.

La mayor parte de las personas que reciben algún tipo de ayuda llegan a Cáritas derivadas por los servicios sociales de los principales ayuntamientos afectados por la crisis (El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte), tras perder su vivienda o ser desalojadas debido a la erupción.

La institución católica indica que acompaña a una treintena de personas que fueron realojadas en espacios parroquiales cedidos por la Diócesis Nivariense, muchas de las cuales estaban residiendo en lugares inapropiados como garajes, pajeros o incluso vehículos.

Por este motivo, Cáritas Diocesana de Tenerife habilitó y acondicionó casas y salones parroquiales en varios municipios de La Palma, en los que se hicieron reformas de albañilería, pintura, equipamiento y mobiliario.

De igual modo, a las personas afectadas se les continúa dando respuesta en las necesidades propias de la emergencia, ofreciendo apoyo económico a través de tarjetas de alimentación y solidarias bancarias, para poder sufragar otros gastos básicos como gasolina y medicamentos. En total, Cáritas Diocesana ha invertido cerca de 600.000 euros en llevar a cabo estas actuaciones, y el resto del dinero de las donaciones que se siguen recibiendo (unos cinco millones de euros) se gestiona en proyectos de reconstrucción y apoyo a las zonas y personas afectadas, presupuestados para los próximos cinco años.

En esta línea, con las donaciones económicas recibidas se han concedido ayudas de emergencia y ayudas al alquiler a familias damnificadas por esta tragedia que afectó directamente a más de 7.000 personas y que provocó la destrucción de 3.000 edificaciones.

También en materia de vivienda, Cáritas sigue planificando e implementando acciones a medio y largo plazo, entre ellas, la concesión de ayuda económicas para el apoyo en enseres, mobiliario y electrodomésticos de las viviendas que se vieron afectadas por las coladas volcánicas, que todavía no se encuentran en condiciones adecuadas de habitabilidad.

TE RECOMENDAMOS