invasión de ucrania

Denuncian “rusofobia” contra niños en dos colegios del sur de Tenerife

Un pequeño de siete años sufrió el lunes un ataque de un grupo de escolares en un centro de Llano del Camello. “No hay derecho, ellos no tienen la culpa de la guerra”, señala Karina
Un niño en el colegio, imagen de recurso. Pixabay
Un niño en el colegio, imagen de recurso. Pixabay

La invasión de Rusia a Ucrania comienza a tener daños colaterales en Tenerife, donde existe en el sur una amplia colonia de rusoparlantes que hasta ahora ha convivido en paz y sin diferencia de nacionalidades. Katerina Krasnevskaya, una ciudadana moscovita que lleva 15 años en Tenerife, casada con un canario y madre de tres hijos, ya lo advertía hace unos días en DIARIO DE AVISOS: “Me temo que los rusos vayamos a ser los marginados de Europa”.
Una semana después del inicio de la invasión ordenada por Putin, se han dado algunos ejemplos de ‘rusofobia’ en el sur, y lo que es más lamentable, entre los más pequeños.

El lunes, según denuncia Karina, amiga de la madre de un niño de siete años, de origen ruso y nacido en Tenerife, este fue objeto de vejaciones por parte de un grupo de niños del CEIP Llano de Las Naciones, en Llano del Camello, en San Miguel de Abona, en el transcurso de un taller -no hay clases por Carnaval-. “Durante el recreo -señala Karina- le tiraron al suelo y le pusieron calcetines en la boca, gritándole ruso”, explica. “Los niños -prosiguen- no tienen culpa de la guerra, todos queremos la paz y nadie está de acuerdo con lo que está pasando en Ucrania, pero no podemos permitir estos actos de racismo”. El director del colegio entendió que fue un acto leve y decidió no aplicar el protocolo de Bullyng. El pequeño de siete años, regresará hoy al taller.

Pero no es este el único caso, porque según desveló la Cadena Ser, también hubo un hecho similar en el Luther King de San Miguel, tras denuncia de Olga Shuvalova, en un colegio con 2.300 alumnos y 20 nacionalidades diferentes. Su directora, Patricia Cabreleng, también dijo desconocer los hechos, pero alerto que “sin guerra hemos tenido cosas parecidas, algo similar a cuando te llaman gordito o gafudo”, dijo.

Carta de rusos

La Unión de Organizaciones de Compatriotas Rusos en España y Andorra envió ayer esta carta: “Estimados directores de colegios, profesores, todos los que tienen encomendada la noble tarea de enseñar a nuestros hijos. Todos estamos viviendo ahora momentos muy difíciles debido a la situación del actual conflicto armado.

Los medios de comunicación en España últimamente dedican mucho espacio informativo a este tema. Pasan imágenes violentas que impactan a los menores. Sabemos que los niños son “esponjas” y absorben la información rápidamente. No son maduros para procesarla y la entienden a su manera. De allí salen reacciones que muchas veces son difíciles de prever, la agresividad hacia los que para ellos representan a los culpables.

Nuestros hijos, en su gran mayoría nacidos en España (muchos de ellos en familias mixtas) y educados en valores de tolerancia, multiculturalidad y respeto mutuo, están siendo víctimas indirectas del conflicto armado. A nosotros, como madres y padres, lo que nos importa es el bienestar emocional de nuestros hijos. En casa nos encargamos de ello nosotros. Pero en el colegio son los pedagogos los que están al cuidado de ellos. Ustedes están encargados no sólo de enseñarles matemáticas, lengua y demás asignaturas, sino también hacer que sean buenas personas, que respeten a sus iguales, que nunca discriminen a nadie por razones de su origen étnico.

Creemos que sería conveniente y bueno para todos explicar a los alumnos que el odio, la violencia e intolerancia no llevan a ninguna parte y destruyen la convivencia (…). Hagamos lo posible para que la futura generación viva en un mundo mejor de mutuo respeto y paz”.

TE RECOMENDAMOS