cultura

El Gobierno de Canarias lidera un plan de recuperación del patrimonio cultural de la isla de La Palma

El proyecto piloto, coordinado con el Cabildo y ayuntamientos, establece protocolos de actuación y prevención ante emergencias y catástrofes
Gobierno, Cabildo y ayuntamientos se suman a la iniciativa. / DA

La Dirección General de Patrimonio Cultural impulsa un proyecto piloto en la isla de La Palma para elaborar estrategias de prevención, protección y salvaguarda de los bienes integrantes del patrimonio cultural ante emergencias, riesgos y catástrofes naturales. A través de una coordinación interadministrativa, el Plan de Recuperación del Patrimonio Cultural pretende desarrollar protocolos de actuación, evacuación, difusión y catalogación extrapolables al resto de las islas.

Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural, mantuvo varias reuniones con el Cabildo de La Palma y los Ayuntamientos de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte. En este primer encuentro participó la consejera insular de Cultura y Patrimonio Histórico, Jovita Monterrey, con parte del personal técnico de su área, Isabel Santos; Javier Lozano; Jorge Pais; Manuel Cubero y Verónica Ojeda, quienes conformarán el comité de coordinación junto a la profesora de la Universidad Complutense de Madrid Alicia Castillo. En la siguiente reunión, con los ayuntamientos del Valle, se unieron Charo González, concejal de Cultura de Los Llanos de Aridane, Juan Miguel Rodríguez, alcalde de Tazacorte, y Omar Hernández, concejal de Patrimonio de El Paso.

Para la directora general, este proyecto debe abordarse a nivel regional con las particularidades de cada isla, ya que en los últimos años se ha visto la necesidad de un plan de actuación ante emergencias como “los incendios del Ateneo de La Laguna, en Tenerife, y el de Risco Caído, en Gran Canaria, la pandemia por la COVID-19 y, por último, en el caso de La Palma, la erupción de un volcán, entre otras situaciones de crisis”, recuerda Perera.

Con este proyecto de futuro se establece un protocolo para emergencias en caso de daños y medidas específicas orientadas a la recuperación, priorizando en este momento los bienes afectados por la erupción del volcán. En este sentido, se elabora también un plan de prevención y contingencia que esté en concordancia con la estrategia general del Pevolca y otros programas que se desarrollen en la Isla, especialmente en Medio Ambiente, Urbanismo, Turismo y Educación.

La propuesta consiste en trabajar en base a estrategias y acciones complementarias en un margen de dos años, previendo un modelo de actualización, seguimiento y evaluación, priorizando la urgencia y aprovechando la información existente para optimizar recursos humanos y materiales.

Desde el inicio de la erupción del volcán en La Palma, las áreas de Patrimonio Cultural tanto del Gobierno de Canarias como del Cabildo palmero han trabajado de forma conjunta en distintos proyectos. Entre ellos, la retirada de los bienes de la iglesia de San Nicolás de Bari de manera preventiva, la fotogrametría de las cabañas del Barranco de las Ovejas en El Paso por la empresa especializada Tibicena, un estudio de teledetección y arqueología del paisaje por Francesc Conesa y también prospecciones por Nuria Álvarez y Eduardo Díaz en las zonas afectadas por la lava.

Es importante señalar, que aunque principalmente se hayan realizado proyectos de prevención en los municipios afectados por la crisis volcánica, está propuesta tiene carácter insular y ya se están desarrollando planes de autoprotección y evacuación para el Museo Arqueológico Benahoarita (Los Llanos de Aridane) y el Museo Insular de La Palma (Santa Cruz de La Palma).

Los resultados del Plan de Recuperación del Patrimonio Cultural de La Palma serán un punto de partida para el resto de islas del Archipiélago, ya que van a servir como modelo de trabajo extrapolable, adaptándose a las necesidades y circunstancias de cada isla.

TE RECOMENDAMOS