economía

La guerra de Ucrania dispara en España la inflación hasta niveles históricos

Fuentes de Economía han explicado que un 73% de este alza se debe al impacto de la invasión de Ucrania sobre los precios de la energía y los alimentos no elaborados

La inflación se disparó hasta el 9,8% anual en marzo, su tasa más alta en 37 años. Así lo indica el Instituto Nacional de Estadística (INE), que también recoge una subida del IPC de un 3% en marzo en relación al mes anterior y elevó de golpe su tasa interanual más de dos puntos.


Por su parte, el IPC interanual encadena su decimoquinta tasa positiva consecutiva, según un avance hecho público ayer. Con todo, los datos definitivos sobre el alza de los precios no se conocerán hasta entrado el mes de abril.
Según Estadística, el aumento del índice se debe al repunte de los precios de la electricidad, los carburantes y los alimentos y bebidas no alcohólicas, mayores en marzo de este año que en igual mes de 2021.


También incorpora una estimación de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos), que aumentó en marzo cuatro décimas, hasta el 3,4%, su valor más alto desde septiembre de 2008. Además, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 9,8%, más de dos puntos por encima de la de febrero. Mientras que el indicador adelantado del IPCA avanzó un 3,9% en tasa mensual.


Fuentes de Economía han explicado que un 73% de este alza se debe al impacto de la invasión de Ucrania sobre los precios de la energía y los alimentos no elaborados. Por eso es urgente desplegar el plan nacional de respuesta adoptado el martes, que “permitirá revertir esta tendencia alcista, frenar el aumento de costes a empresas y familias e iniciar a corto plazo la reducción de la inflación hasta niveles más moderados”, dicen.


De hecho, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, alertó el martes de que los efectos de la guerra van a suponer “un incremento adicional de las tensiones inflacionistas”. La clave es que el conflicto está generando “una especie de shock energético”. Y eso se nota en el precio de la luz.


El gobernador afirmó que la guerra afecta a la economía a través de varios canales. Entre ellos, citó el de las materias primas, ámbito en el que tanto Rusia como Ucrania son productores, especialmente de materias primas energéticas, de las cuales además Europa es “muy dependiente”. “Esa mayor dependencia genera un incremento de precios que afecta negativamente a la economía”, explicó.

10.000 MILLONES
El plan de choque del Gobierno tendrá un impacto en la inflación de un punto porcentual, según las estimaciones de Funcas. Así, a pesar de estas medidas, el Ejecutivo tendrá que destinar 10.000 millones de euros más en 2023 a pagar la revalorización de las pensiones, de acuerdo con los cálculos de este think tank.


El alza de los precios tendrá un impacto económico en los próximos trimestres, aunque técnicamente no se llegará al temido escenario de la estanflación si las cosas no empeoran en el contexto internacional. La economía española, de acuerdo con Funcas, solo crecerá un 1,1% de aquí a final de año, con algunos trimestres rozando el crecimiento negativo.


Mientras, la inflación seguirá siendo muy elevada y cerrará el año con un valor medio del 6,8%. Teniendo en cuenta que las pensiones se tendrán que revisar en noviembre, Funcas calcula que el próximo año será necesario destinar 10.000 millones de euros extra para pagarlas.

Canarias rebaja las previsiones de crecimiento del PIB: del 6,3% al 4,1%

El Gobierno de Canarias dio a conocer ayer la actualización, tras la invasión de Ucrania, de su informe de seguimiento del impacto económico de la COVID-19, que sitúa las previsiones de cierre del año en un crecimiento del PIB del 6,3 % y en un aumento del empleo en 23.900 ocupados atendiendo a un “escenario central”.


Sin embargo, esos pronósticos rebajan al 4,1% el crecimiento esperado del PIB y en 9.200 el incremento de ocupados en un escenario más adverso, que respondería a la situación que podría crearse de continuar la escalada inflacionista desatada por este conflicto bélico, tal y como expuso el viceconsejero regional de Economía, Blas Acosta.


Las perspectivas más optimistas del Ejecutivo, en cambio, fijan en un 8,5% el crecimiento de la economía del Archipiélago en este año y en 38.000 los ciudadanos ocupados que sumaría la Comunidad Autónoma al cierre del actual ejercicio.

TE RECOMENDAMOS