sanidad

Encuentran por primera vez microplásticos en sangre humana

Un estudio publicado en exclusiva por The Guardian demuestra la presencia de microplásticos en sangre humana tras haber sido detectado, en un primer momento, en heces
microplásticos-en-sangre-humana
El estudio de una universidad neerlandesa confirma la presencia de microplásticos en sangre humana de 17 voluntarios

Un estudio científico al que ha tenido acceso el diario británico The Guardian demuestra, por primera vez, la presencia de microplásticos en sangre humana. Los datos resultan esclarecedores: las partículas diminutas se encontraron en el 80% de las personas que fueron analizadas para dicho estudio.

Pese a que su impacto en la salud es, por el momento, desconocido, este descubrimiento muestra que las partículas de plástico pueden viajar en el por el cuerpo humano, instalándose en los órganos. La comunidad científica, según desvela el artículo, ya ha mostrado su preocupación, tras la comprobación de que los microplásticos, una vez inhalados por el ser humano, son la causa de millones de muertes prematuras al año en todo el mundo.

Para hallar microplásticos en sangre humana, un grupo de científicos analizó muestras sanguíneas de 22 donantes anónimos en edad adulta y sin sufrir patologías, encontrando residuos de plástico en 17 de ellas. La mitad contenían plásticos PET, el usado, por ejemplo, en botellas de bebidas, mientras que un tercio contenía poliestireno, material utilizado para las bolsas de plástico.

“Nuestro estudio es la primera indicación de que tenemos partículas de polímero en la sangre; es un resultado innovador”, dijo el profesor Dick Vethaak, de la Vrije Universiteit Amsterdam en los Países Bajos. “Pero tenemos que extender la investigación y aumentar los tamaños de muestra, la cantidad de polímeros evaluados, una vez hemos encontrado la presencia de microplásticos en sangre humana.” Ya se están realizando más estudios por parte de varios grupos, afirmó el investigador.

“Es razonable estar preocupado”, dijo Vethaak a The Guardian. “Las partículas están ahí y son transportadas por todo el cuerpo”. Dijo que trabajos anteriores habían demostrado que los microplásticos eran 10 veces más altos en las heces de los bebés en comparación con los adultos y que los bebés alimentados con biberones de plástico tragan millones de partículas de microplásticos al día.

Microplásticos en sangre humana que pueden afectar a la salud

Vethaak reconoció que está demostrado que este tipo de plásticos pueden afectar, especialmente a los bebés y a niños de corta edad, como “en el caso de otros productos químicos”, pero, al tratarse de un estudio pionero, reconoció que es pronto para poder sacar conclusiones: “La gran pregunta es ¿qué está pasando en nuestro cuerpo?¿Se retienen las partículas en el cuerpo? ¿Son transportadas a ciertos órganos? ¿Y estos niveles son lo suficientemente altos como para desencadenar enfermedades? Necesitamos urgentemente financiar para seguir investigando acerca de estos microplásticos en sangre humana. Hay que poner en marcha más investigaciones”.

“La producción de plástico se duplicará para 2040”, dijo Jo Royle, fundadora de la organización benéfica Common Seas. “Tenemos derecho a saber qué le está haciendo todo este plástico a nuestros cuerpos”. Common Seas, junto con más de 80 ONG, científicos y parlamentarios, están pidiendo al gobierno del Reino Unido que asigne 15 millones de libras esterlinas a la investigación sobre los impactos del plástico en la salud humana. La UE ya está financiando investigaciones sobre el impacto de los microplásticos en fetos y bebés, y en el sistema inmunitario.

El impacto de los microplásticos en los fondos marinos de Canarias

El impacto de la contaminación por microplásticos en los fondos marinos de Canarias se convirtió en objeto del primer estudio realizado en el Archipiélago acerca del efecto que, este tipo de contaminación, está produciendo en las zonas más cercanas a la costa. El proyecto, denominado MICROSED se llevó a cabo a lo largo de 2020 y 2021 a través de una acción global, pionera en las islas, que recabó datos de todas las costas, en las ocho islas, en busca de respuestas que definieran el panorama real actual.

La investigación que acaba de concluir, comenzó con una cuidadosa y amplia recogida de muestras, en diferentes puntos estratégicos de las costas de Tenerife, Gran Canaria, La Gomera, Fuerteventura, La Palma, Lanzarote, La Graciosa y el Hierro. Para realizar esta investigación se estableció un sistema de trabajo en el que, mediante inmersiones en las aguas cercanas a la costa y captando muestras del suelo, se consiguieran muestras que recogieran la información de la situación de los diferentes suelos oceánicos. En busca de la precisión máxima se utilizaron contenedores específicos de acero y elementos de máxima precisión que impidiesen la contaminación externa que pudiera alterar los resultados.

TE RECOMENDAMOS