guerra en ucrania

Ucrania aconseja a sus negociadores con Rusia “no comer ni beber nada”

El millonario Roman Abramovich forma parte del grupo de negociadores desplazados a Turquía
negociadores
Roman Abramovich forma parte del grupo de negociadores entre ambos países

Las conversaciones en la ciudad turca de Estambul entre los negociadores de Rusia y Ucrania para intentar alcanzar un acuerdo de alto el fuego sobre la guerra desatada el 24 de febrero han arrancado a primera hora de este martes, un encuentro en el que participa el millonario ruso Roman Abramovich tras las informaciones sobre su supuesto envenenamiento.

La reunión ha arrancado poco después de que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se dirigiera a los negociadores de ambas delegaciones para abogar por un alto el fuego y defendiera que un avance en este sentido allanaría el camino a un encuentro cara a cara entre los presidentes de Rusia y Ucrania, Vladimir Putin y Volodimir Zelenski, respectivamente.

Kirilo Timoshenko, ‘número dos’ de la oficina de la Presidencia ucraniana y miembro de la delegación negociadora, ha destacado antes del encuentro que Kiev insistirá en su demanda de garantías internacionales de seguridad. “La paz en Ucrania es nuestra principal tarea”, ha dicho, según ha recogido la agencia ucraniana de noticias UNIAN.

Las imágenes emitidas por los medios turcos muestran que entre los presentes figura Abramovich, quien sin embargo no está en la mesa principal. Abramovich se encuentra sentado junto al portavoz de Erdogan, Ibrahim Kalin, quien habría ayudado a coordinar los encuentros.

La aparición de Abramovich en Estambul apunta a que aún estaría implicado en los esfuerzos de mediación, después de que fuentes citadas por medios como ‘The Guardian’ o ‘The Wall Street Journal’ indicaran el lunes que tanto él como uno de los miembros de la delegación de negociadores de Ucrania, Rustem Umerov, han tenido “síntomas de un posible envenenamiento” en las últimas semanas.

Sin embargo, el propio Umerov ha confirmado que está “bien” a través de un mensaje en Facebook. “Esta es mi respuesta a la prensa amarillista. No confiéis en ninguna información no verificada. También hay una guerra de la información en marcha”, advirtió el lunes.

Por su parte, el ministro de Exteriores ucraniano, Dimitro Kuleba, ha recomendado este mismo martes a los miembros de la delegación que “no coman ni beban nada” y que “preferiblemente, eviten tocar cualquier superficie”, según ha recogido la cadena de televisión británica Sky News.

La ciudad turca de Antalya acogió el 10 de marzo el primer y hasta ahora único encuentro cara a cara entre los ministros de Exteriores de Rusia y Ucrania, Sergei Lavrov y Dimitro Kuleba, respectivamente. Bielorrusia ha sido escenario de varios encuentros entre las delegaciones negociadoras.

La guerra estalló el 24 de febrero tras la orden de invasión dada por Putin, quien días antes había reconocido la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, situadas en el este de Ucrania y escenario de un conflicto desde 2014.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, ha aconsejado a los miembros de su delegación que están presentes en Estambul en la negociación con Rusia que “no coman ni beban nada” para evitar un posible envenenamiento.

“Aconsejo a cualquiera que vaya a negociar con Rusia que no coma ni beba nada y,  preferiblemente, que evite tocar superficies”, ha señalado Dmytro Kuleba este martes en una entrevista en la televisión ucraniana, tras ser preguntado por los problemas que tuvieron varios negociadores con anterioridad. 

Esta petición del Gobierno ucraniano llega apenas unas horas después de que el magante ruso Roman Abramovich y dos enviados ucranianos que participaron en las negociaciones con Moscú desarrollaran síntomas de un posible envenenamiento tras una reunión en Kiev el pasado mes.

TE RECOMENDAMOS