internacional

Buscan al neonazi Tommy Robinson, que podría estar en Tenerife

En 2018, tras una foto con el fascista alemán Lutz Bachmann, la presencia en la Isla del neonazi Tommy Robinson causó un gran revuelo en el Reino Unido
neonazi-Tommy-Robinson
El neonazi Tommy Robinson, junto a miembros de la EDL en Ámsterdam | De Wouter Engler

El neonazi Tommy Robinson es un viejo conocido de la justica del Reino Unido. El líder de la English Defense League (EDL), grupo islamófobo que se ha visto envuelto en numerosas agresiones en aquel país, debe afrontar un nuevo juicio, pero, por el momento, no ha dado pistas sobre su paradero. Le buscan, incluso, en Tenerife.

La relación de Robinson con la Isla viene de hace años. En el Reino Unido causó gran revuelo una visita suya, en verano de 2018, cuando en un complejo hotelero del sur de Tenerife se dejó ver con Lutz Bachmann, líder de Pegida, otro grupo ultraderechista, en este caso alemán, con el que compartió días de sol y playa, según reflejó la prensa inglesa.

El pleno del Cabildo de Tenerife aprobó en 2016, por unanimidad, una moción de Podemos por la que se declaró persona non grata en la Isla a Lutz Bachmann, líder fundador de Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida), un movimiento xenófobo nacido en Alemania en 2014, y que vivía desde hace meses en el sur de la Isla. La

El neonazi Tommy Robinson, conocedor de la Isla

Debido a sus visitas a Tenerife, el neonazi Tommy Robinson ha recibido una notificación en la Isla para que se presente ante el Tribunal Superior de Justicia del Reino Unido por un caso de difamación a un ciudadano sirio que recibió una paliza. Robinson dijo que este hombre se dedicaba a “hostigar y agredir” a niñas inglesas en un centro escolar, algo que no era cierto.

El neonazi Tommy Robinson, cuyo nombre real es Stephen Yaxley-Lennon, fue condenado a abonar 43.000 libras en costas legales, algo que no ha hecho. En caso de no ser localizado, al ser considerado desacato, podría ser condenado a dos años de prisión.

Robinson se declaró en bancarrota, algo que la defensa del hombre agredido cree que no es real. Para ello, tratan de localizarlo, entre otros lugares, en Tenerife, donde se ha notificado su búsqueda en una dirección, así como en la dirección de la que fue su pareja.

 
 
 
 
 
 

TE RECOMENDAMOS