santa cruz

La ganadera Pilar Carballo: “¿Cómo es posible que seamos tantas y se nos vea tan poco?”

Santa Cruz homenajea a tres trabajadoras del mundo rural en el cierre de la campaña del Día de la Mujer que este año se celebró bajo el lema “en favor de la lucha por la igualdad”

“¿Cómo es posible que seamos tantas y se nos vea tan poco”?. Con una pregunta tan simple como directa, una de las homenajeadas con motivo del Día de la Mujer en Santa Cruz, y que anoche recibieron el reconocimiento del Ayuntamiento capitalino, resumía la necesidad de poner el foco de atención sobre un mundo, el rural, en el que las mujeres son piezas imprescindibles para que, cada día, los productos de la tierra y el mar lleguen a las mesas de los consumidores. Pilar Carballo es quien se hacía esta pregunta durante su intervención en el acto institucional celebrado ayer en el Salón de Plenos municipal. Esta ganadera, de 47 años, que abandonó la oficina para hacerse cargo de una explotación ganadera recordó que “el 70% de la agricultura mundial está en manos de mujeres que con pequeñas explotaciones viven desarrollando labores que resultan imprescindibles para el funcionamiento de esas explotaciones”. Abogó por el “apoyo” al producto local y de cercanía, más en estos momentos, ya que, “aunque sea imposible la soberanía imposible, si nosotros producimos y ustedes consume, es la mejor forma de dar continuidad a nuestro trabajo”.

En el acto, presidido por el alcalde, José Manuel Bermúdez, también se reconoció a Estefanía Martín, actual presidenta de la Cooperativa del Mercado de Nuestra Señora de África, reconocida por su trayectoria vinculada al mundo rural. Durante su intervención quiso homenajear a las mujeres de su pueblo, las de El Tablero, “mujeres que han sido y son luchadoras y orgullosas, que comenzaron a trabajar desde muy niñas, y que se multiplicaban para llegar a todas las tareas. Lo mismo en la huerta, que con el ganado, que se levantaban a media noche para subirse en la trasera de un camión para ir a vender a La Recova, y a la vez cuidar de hijos y persona mayores”.

Martín continuó relatando que gracias al trabajo de estas mujeres, “hoy, nosotras, podemos vivir mucho mejor”. “En los momento más difíciles El Tablero siempre ha estado ahí, siendo la despensa de Santa Cruz, y eso se lo debemos a esas mujeres”, finalizó Martín.

La tercera de las mujeres homenajeadas, Carmen Soto Barrera, de 33 años, y natural de Candelaria, es Patrona de barco de pesca profesional. En su intervención habló de las dificultades que una profesión como la suya sigue teniendo para las mujeres. “Este es un sector muy masculinizado, en el que las mujeres están en segundo plano, aunque somos muchas. Es difícil entrar en este sector porque generalmente a bordo de los pesqueros solo van hombres, sigue imperando la creencia de que da mala suerte llevar mujeres a bordo, o que no tenemos fuerza o capacidad. Yo soy un ejemplo de que eso no es una utopía”. Finalizó su intervención defendiendo la necesidad de las políticas de igualdad así como la defensa de un sector tan necesario para las Islas como es el de la pesca tradicional.

Bermúdez felicitó a las galardonadas en nombre de todos los chicharreros, “por una distinción que reconoce su valía y valentía, pero sobre todo su coraje, determinación y constancia”.

TE RECOMENDAMOS