internacional

Un hombre de 73 años, primer prisionero español de Rusia en Ucrania

El primer prisionero español de Rusia en el conflicto se mantenía en contacto con varios medios de comunicación hasta su detención
primer-prisionero-espanol-de-rusia
El jubilado valenciano se ha convertido en el primer prisionero español de Rusia en la guerra de Ucrania

Se llama Mario García, tiene 73 años y es el primer prisionero español de Rusia en la guerra de Ucrania. Según varias fuentes, se encontraba colaborando con las milicias ucranianas en labores humanitarias, hasta que el ejército ruso ha logrado apresarlo.

García -que realmente se llama Mariano, pero al que en Ucrania conocen como Mario- enviaba a la prensa de forma proactiva información sobre el avance de la guerra. Lo hizo hasta el pasado viernes, cuando se cortó la comunicación tanto con este periódico como con varios de sus conocidos, según confirman fuentes municipales a EL ESPAÑOL.

Según publicó este martes Levante-EMV, sus allegados tuvieron constancia el pasado lunes de su apresamiento en la ciudad de Jersón. Varios testigos aseguran haber presenciado cómo se lo llevaban, según recoge el rotativo valenciano. Su hermana Vicenta confirmó el mismo escenario a la televisión valenciana À Punt tras conversar con una amiga de Mario en Ucrania. Mario García se convertía así, al menos de forma oficial, en el primer prisionero español de Rusia.

Este vecino de la localidad valenciana de Carlet, primer prisionero español de Rusia en este conflicto, residía en Ucrania desde 2014. Acudió tras la toma de la península de Crimea. 

Naciones Unidas tiene ya confirmada la muerte de 953 civiles desde que Rusia lanzó el 24 de febrero su ofensiva sobre Ucrania, 78 de ellos niños, si bien la cifra real sería “considerablemente mayor” habida cuenta del retraso en la verificación y de la falta de datos de zonas clave como Mariúpol, asediada por las fuerzas rusas.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, que trata de elaborar un recuento independiente de víctimas, tenía confirmados hasta el lunes 953 fallecidos y 1.557 heridos entre la población civil. La mayoría de estas víctimas derivan de armamento explosivo de amplio alcance, como podrían ser misiles o bombardeos aéreos.

La organización asume que va por detrás en su recuento y cita en su informe las evaluaciones que realizan autoridades locales como la Fiscalía ucraniana, que ha informado de 117 niños muertos y más de 155 heridos desde que Rusia lanzó su ofensiva hace casi un mes, el 24 de febrero.

TE RECOMENDAMOS