economía

José Carlos Díez: “Poner trabas a las renovables en Canarias es ser aliado de Putin”

Díez atendió a DIARIO DE AVISOS para hablar de la crisis energética y fue tajante: “España puede ser la Arabia Saudí de Europa”
Renovables-en-Canarias
El economista José Carlos Díez. Sergio Méndez

La invasión de Ucrania por parte de Rusia está provocando consecuencias desastrosas en las economías de toda Europa, especialmente por su dependencia del gas ruso. Pero como detrás de una gran crisis siempre hay una gran oportunidad, España y, especialmente Canarias, tiene todo a su favor para liderar la transición energética y reducir esta dependencia. Al menos así lo ve el economista y profesor José Carlos Díez que estos días ha estado en Tenerife para participar en el cuarto aniversario del centro de emprendimiento de Arona, donde habló de retos y oportunidades de la innovación en Canarias. Antes, Díez atendió a DIARIO DE AVISOS para hablar de la crisis energética y fue tajante: “España puede ser la Arabia Saudí de Europa”, pero, advirtió, “para ello tiene que haber consenso político”.

-¿Cómo puede afrontar Canarias la actual crisis energética derivada o, mejor dicho, agravada por el conflicto bélico?
“Canarias tiene dos canales de contagio: Uno directo, a causa del incremento del precio de la gasolina y de la luz; y otro indirecto, que es cómo le va a afectar esta situación a Alemania y Reino Unido, que son los dos grandes mercados turísticos de las Islas. ¿El mayor riesgo? Que el conflicto se prolongue mucho en el tiempo”.

-Si es así, ¿corremos el riesgo de entrar en recesión?
“Puede, claro. Alemania ya ha entrado en recesión. Tuvo una caída del PIB en el cuarto trimestre del año pasado provocada por una subida de las materias primas, especialmente del gas, antes de la invasión. Es decir, Alemania ya entró en recesión con la crisis del gas del verano. Ahora la cosa está peor. Y el problema es que Alemania tiene un efecto arrastre sobre Europa y, especialmente, sobre las exportaciones. Por muy competitiva que esté siendo España, si el mercado de exportaciones no crece… No sé si hablar de recesión, pero desde luego habrá impacto negativo sobre el empleo. Es que solo el impacto que está teniendo la crisis energética ya es brutal”.

-EE.UU., que no depende tanto del gas ruso ya le ha visto las orejas al lobo y está negociando con Venezuela. ¿No se veía venir que la dependencia de Europa del gas ruso no era nada bueno?
“Bueno no es tan sencillo y esta cuestión no se resuelve de un día para otro. De todas formas, Putin ya avisó de su intención expansionista en 2007, ¿eh? No ha engañado a nadie. Ya, por fín, Europa se ha dado cuenta de que hay que reducir la dependencia del gas de Rusia. Y teniendo en cuenta esta premisa, creo que España tiene dos grandes oportunidades en esta crisis que tiene la obligación de aprovechar. Una con el gas. Tenemos la mejor infraestructura gasística de Europa. España tiene, además de dos gaseoductos con Argelia, la mejor red de regasificadoras de Europa para recibir gas licuado por barco. Y una de las mejores flotas de metaneros del mundo, fabricados en nuestros astilleros con tecnología 100% española. Faltaría, como pidió Von der Leyen el otro día en su visita a España, conectar nuestra red con Francia con un gaseoducto que se podría construir en menos de un año. Y luego está la otra gran oportunidad de la que hablaba, que es la de aumentar la conectividad de España con Europa en electricidad y aprovechar el sol y el viento para desarrollar más rápido las renovables y reducir la dependencia de los fósiles”.

-¿Sabe cuánto tiempo llevo escuchando ese discurso, sobre todo en el caso de Canarias? Ni se lo imagina.
“Ya, pero ha llegado la hora de que se tomen medidas. Creo que lo que necesita la política europea, la española y la canaria, primero es consenso político para que los ciudadanos vean que el Gobierno está concienciado del problema, y segundo, que los políticos pasen de los relatos a la acción. ¡Hay que dejar de decir que vamos a hacer renovables; hay que hacerlas! La pregunta es: ¿Por qué no se está desarrollando la solar y la eólica en Canarias? Yo, como peninsular, vengo a la Isla y es lo que me pregunto. No puede ser que con el sol y el viento que tenéis dependáis al 90% del fuel oil. Es inconcebible. Canarias es de las comunidades autónomas que peor lleva la transición energética y por las características que tiene, debería ir en primer lugar”.

-Y con Bruselas como alidada, con los fondos Next Generation.
“Es que ya se han dado cuenta y van a emitir eurobonos para ayudar a la transición. España debe presentarse ante Europa como la Arabia Saudí de la energía solar y renovables . Es que este es el planteamiento con el que debe plantarse en Bruselas, pero claro, para ello necesita consenso dentro del propio Gobierno y, por supuesto, una posición fuerte. Y Canarias, dentro de este marco, debe tener esa misma unidad a nivel regional para hacer al Archipiélago autosuficiente y con cero emisiones. Pero por una razón fundamental: para bajarle el coste de le electricidad a los canarios. Es una cuestión pragmática. La protección del medio ambiente está muy bien, pero básicamente es para reducirle la factura al pensionista o al propietario del bar. Mire, el que ahora ponga trabas al desarrollo de energías renovables en Canarias es un aliado de Putin. Es así. No hay más vueltas”.

-Dígaselo a las empresas que se pasan años esperando por una licencia o tienen que hacer no sé cuántos trámites para instalar placas fotovoltaicas.
“Pues se lo puedo decir más alto pero no más claro. Mire, estos días se ha pagado casi a 700 euros el MWh de electricidad. No hemos bajado de los 300 euros desde octubre. Se puede hacer a Canarias autosostenible con viento y sol y el back up del fuel oil y, así, se puede bajar ese coste de electricidad permanente y estable a 50 ó 60 euros el MWh ¿Por qué no se hace? No es explicable ante nadie. Canarias está tardando ya en hacer un planteamiento en este sentido, y la Península debería hacer lo mismo y pensar en exportar la electricidad al resto de Europa. Se puede hacer política industrial teniendo energía barata. Lo han hecho los alemanes y los franceses. ¿Por qué no lo puede hacer Canarias para atender la demanda local y la de África también? Ahora bien, para eso se necesita una energía estable, abundante y barata; y esto que le hablo es un planteamiento a tres años vista”.

-¿El debate de los próximos años será el de la energía?
“Sin duda. Por primera vez desde el siglo XIII España tiene una fuente primaria de energía abundante y más barata que sus socios europeos, que es el sol, y en el caso de Canarias, además el viento. España es líder mundial tecnológico en viento. No lo digo yo, lo dijo el otro día Von der Layer. Tenemos las mejores empresas del mundo en eólica. La verdad es que no sé a qué estamos esperando”.

-¿Qué es lo que se necesita para una transición energética con éxito?
“Primero eliminar las trabas burocráticas y dejar que el sector privado invierta, que haya seguridad jurídica y todo esto, acompañado de una ley de paisaje que proteja la industria turística para que no esté reñida la sostenibilidad con el mantenimiento del turismo”.

-¿Cree que el Gobierno es propenso a liderar esa transición?
“Lo primero que tiene que hacer el Gobierno es no tratar de tener protagonismo en esto. La ventaja que tenemos en gasística y eólica empezó en los años 90, no es de ahora, así que o haces una visión de país estadísta o entonces no hacemos nada, y si no hacemos nada, ya le aventuro que va a haber más desempleo, menores salarios, y menor capacidad de compra. Yo creo que con este planteamiento políticamente no te va a ir bien, así que el primer interesado en que haya un consenso político en España sobre este asunto es el propio Gobierno y Pedro Sánchez. Y en segundo lugar, una vez alcanzado este gran acuerdo, lo que hay que hacer es dejar que el sector privado invierta con seguridad jurídica. Esta obsesión que tiene la ministra de Transición Ecológica [Teresa Ribera] de que las empresas ganan mucho dinero, no la entiendo”.

-Bueno, es ese concepto de que las empresas deben ser ONG.
“No sé si piensan eso, pero está claro que el dinero ni se destruye ni se crea, se transforma. Imagínese una empresa que gana mucho dinero en renovables; tiene una alternativa que es reinvertir en renovables, o dejar el dinero en deuda publica al 0%. ¿Qué cree que hará? Pues invertir. Se quejan de que a las renovables les vaya muy bien, pues mejor, porque eso significa que las empresas invertirán más, iremos más rápido a la transición y reduciremos la dependencia de Putin. Le pongo un ejemplo de este planteamiento: la presidenta de la Comisión dijo el otro día cuando vino a España que va a haber dinero para renovables y que quieren conectar un tubo con Francia y llega la ministra y dice que no, que el tubo no es verde. ¿Y el gas ruso? ¿Ese es verde? La alternativa a no quemar gas es apagar las calefacciones. A Canarias no os afecta, pero vete a Teruel, a ver quien les dice que no pongan la calefacción. Es verdad que, por otro lado, es un disparate hacer nuevas centrales nucleares: tardas 10 años, el coste es carísimo, la tecnología te va a pillar… las va a hacer Francia porque tiene la tecnología y la industria y con dinero público. Pero al mismo tiempo le digo que es igual de disparate cerrarlas como hizo Alemania. Tu no puedes desconectar nada hasta que conectes. Y los alemanes, tan previsores que son, no vieron esto y ahí están en recesión”.

-¿Entonces, qué tiene que hacer España?
“Mire, si es que España no se tiene que volver muy loca. Tenemos muy bien resueltas las infraestructuras gasísticas y lo que tenemos que hacer es desarrollar mejor la eólica y la solar. Nada más. Tenemos todo para hacer la transición sin depender de nadie. Es que le digo más: Si España falla en esta oportunidad histórica, debería estar tipificado en el código penal. Yo lo que digo no es una locura. Lo que digo es que España aproveche ahora para crear un marco regulatorio estable y atractivo para que el sector privado invierta en eólica y solar y se reduzca la dependencia de los fósiles y del gas ruso. Es que el que esté en contra de eso está en contra del cambio climático y a favor de Putin. Mire, el nivel de inversión que hay que hacer es tan grande que lo que se necesita es un consenso político que dé estabilidad a las decisiones que se tomen, un marco regulatorio bien diseñado que, incluso puede contemplar una intervención en el mercado.Por último, inversión privada. Es que lo tenemos todo a favor y Canarias ya ni le cuento. El futuro es ilusionante para resolver el problema energético que hemos tenido en los últimos 200 años”.

Un apasionado de la economía que sigue la actualidad al minuto

José Carlos Díaz -que cobró fama durante la Gran Recesión- habla de economía con pasión y lo hace en distintos medios de comunicación, y también a través de su blog personal, El economista observador. Estudió en la Universidad de Alcalá, a donde llegó, como él mismo reconoce, sin mucha convicción, hasta que compró el manual de Economía de Samuelson y no pudo parar de leer, observar y aprender economía hasta hoy. En su currículo destaca su puesto como jefe de la sociedad de valores Intermoney, broker líder en España en deuda pública, o que, durante 2017, se encargó de la ponencia económica del PSOE durante el 39 Congreso del partido. El análisis constante de la realidad lo ha convertido en el economista de cabecera de numerosos medios. Siempre ha compaginado su vida académica como profesor con la vida en la empresa privada. Ha trabajado en los mercados financieros y confiesa que su momento de mayor desarrollo profesional fue con Intermoney hace diez años. El último artículo que ha escrito en su blog, está fechado el pasado 17 de marzo, y en él aborda de forma detallada la crisis energética que está sufriendo toda Europa.

TE RECOMENDAMOS