superconfidencial

Yoduro de potasio

Que Putin no nos vuelva tan locos como él. Muchas personas están preguntando en las farmacias ¡de Canarias! por el yoduro de potasio, que es un producto que no se vende al público, a no ser que lo recete un médico endocrino, con una receta específica. O sea, que no se animen. Resulta que el yoduro de potasio (KI) impide que la glándula tiroides absorba energías tan dañinas como la nuclear. Y la gente teme una escalada nuclear que, de producirse, no harían falta medicamentos: palmaríamos todos. Además, en una hipotética guerra entre los mundos oriental y occidental, Canarias no ocupa posición estratégica alguna. En otras posible guerras, sí. Así que no se me ponga nervioso el personal, no vaya más allá de donde tenga que ir, ni estén ustedes comprando por el Internet cápsulas chungas de KI, absolutamente fraudulentas, por unos quince euros. Mejor pidan por correo un anorak de licra china, si es que quieren gastarse los quince pavos. La gente tiende a dramatizar y lo de Ucrania, que es una agresión violenta y despiadada de Putin, se va a resolver en una mesa brillante y barnizada y no apretando un botón rojo, porque no todos los rusos están tan locos como Putin, afortunadamente. Si en Rusia se supiera de verdad lo que está ocurriendo en Ucrania, los rusos se comerían a Putin. Pero en Rusia no se informa, el tirano juega con la desinformación y con la propaganda. La propaganda es una vieja arma de guerra, ahora potenciada por las redes, más peligrosa incluso que los misiles contra un enemigo demasiado pequeño para sobrevivir por mucho tiempo. Dejen quieto el yoduro de potasio y dejen de soñar con pajaritos preñados, que al menos aquí estamos lejos de todos los conflictos, aun lamentándolos por supuesto. Eso sí, mucha solidaridad con el pueblo ucraniano, acojamos a los refugiados que podamos y lamentemos que haya nacido otro Hitler en Europa. Pero olvídense del yoduro de potasio.

TE RECOMENDAMOS