baloncesto

El tinerfeño Alejandro Martínez se pone al mando en Japón

El baloncesto base de aquel país cuenta con la experiencia de Alejandro Martínez en sus selecciones de formación: "Me he encontrado a gente muy amable y muy trabajadora"
alejandro-martinez
Alejandro Martínez dirigirá y coordinará a varias selecciones de formación en un país que vive un alza del baloncesto

El entrenador tinerfeño Alejandro Martínez siempre tiene la maleta hecha. Histórico técnico del CB Canarias, ha entrenado en México o China, con experiencias tanto en el Real Betis (ACB), como en Palencia (LEB Oro), y ahora le toca el turno a Japón. Un país que resulta tan diferente como atractivo a partes iguales y al que, a su baloncesto, Martínez puede aportar cosas importantes.

Tras haber trabajado para la Federación China de Baloncesto y los Liaoning Flying Leopards, el tinerfeño buscaba un cambio: “No terminaba de estar a gusto, porque mi mujer no podía ir, tampoco la familia, y me llamaron para contarme la posibilidad de llegar a Japón. No estaba cómodo estando en China y me arriesgué a irme sin saber si esto, al final, cuajaría”.

Es algo que se ha mantenido constante en la trayectoria de Alejandro Martínez: si no está satisfecho con lo que hace, prefiere buscar nuevas oportunidades. Esa oportunidad se materializó el pasado febrero, tiempo desde el que lleva trabajando para la Federación Japonesa de Baloncesto: “Dirijo a la selección U-18 y U-16 masculina. Coordinaré desde la U-12 a la U-15. Aquí existen unas competiciones de institutos muy competitivas y populares y es ahí desde donde salen los jugadores que van a esas selecciones”.

A Alejandro Martínez le tocará ir por “todas las ciudades y prefecturas” viendo jugadores y conociendo también el baloncesto del país nipón: “Me he encontrado con una amabilidad impresionante y con una gran predisposición hacia el trabajo y hacia mí mismo. Estoy tan contento como sorprendido”.

Alejandro Martínez: “Tienen muchas ganas de crecer”

El baloncesto, poco a poco, crece en Japón. Sobre todo por la presencia en la NBA de Rui Hachimura (Washington Wizards) y Yuta Watanabe (Golden State Warriors) aunque, como Alejandro Martínez explica, el “foco” no está solo puesto en el juego de Estados Unidos: “Miran a España y Europa, que es por dónde puedo ayudarles. Es cierto que los dos jugadores NBA son el espejo en el que se miran, claro, los más jóvenes. Eso es algo que fomenta la propia NBA, que llevará dos partidos, el 30 de septiembre y el 2 de octubre, de esas dos franquicias”.

El baloncesto japonés se enfrenta a su principal problema: no contar con jugadores grandes en un baloncesto cada vez más físico: “Es su principal hándicap a la hora de jugar contra otras selecciones de Asia y Oceanía, que son sus oponentes para ir a los Mundiales. Pero son muy competitivos a nivel táctico, técnico y físico, pero se busca ahora un perfil cada vez más alto adaptando el juego y las posiciones”.

Y, desde hace años, la realidad es que el baloncesto español, el de la FEB, tiene muchos seguidores debido a los éxitos de sus diferentes selecciones. Será eso lo que pueda exportar Alejandro Martínez: “Creo que les puedo ayudar a la hora de la toma de decisiones, de jugar con buenos espacios o con diferentes tipos de defensa. No se trata de copiar, sino introducir y adaptar lo que usamos en España”.

Adaptación al país

Por el momento, lo peor que lleva el entrenador insular es el temible jet-lag, la adaptación de las horas de sueño: “Me pasa cada vez que viajo al Este, como cuando voy a Estados Unidos y regreso a España. Sigo en el proceso de poder dormir cuando tengo que dormir. A nivel físico es lo que me tiene un poquillo más fastidiado”.

De resto, como él mismo admite, su adaptación es total: “Es que me ponen muchas facilidades. Vivo en el mismo edificio de la federación, que es cómodo. Bajo del piso 10 al 6 y lo tengo todo. Vivo en Tokio en una zona muy céntrica y, aunque me habían asustado mucho con el uso del metro, está siendo sencillo. Alguna vez te subes en dirección contraria, pero con cambiar tienes”.

Cuestiones del día a día, como el precio de la cesta de la compra, también ha llamado la atención de Alejandro Martínez: “Me muevo por mi zona dentro de la ciudad, conociendo un poco el barrio. La vida es bastante más cara que en España, como las frutas y las verduras, pero me muevo, comparo y demás, como en cualquier otra parte del mundo”.

¿El próximo reto? El FIBA Asia Cup U-16, primero de varios torneos internacionales en los que jugará Japón: “Será en Catar, del 12 al 19 de junio. Los cuatro primeros se clasifican para el Mundial U17 que se juega en Málaga en julio. Del 21 al 29 de agosto tenemos el Asia Cup U-18 que es clasificatorio para el Mundial U-19 de 2023 en Hungría. Aparte tengo muchos campamentos de dos días de categorías inferiores”.

Ese tipo de campamentos tienen como objetivo “encontrar a los mejores jugadores de esas edades” pero también poder marcar “líneas de trabajo” con los diferentes clubes para que exista cierta coordinación en el trabajo diario, que se verá reflejado en unas selecciones que tienen en un tinerfeño, Alejandro Martínez, al mando.

TE RECOMENDAMOS