la palma

Arrancan los trabajos de enlace de dos vertientes de las coladas entre La Laguna y Las Norias

Las obras se ejecutarán en un plazo aproximado de cinco meses, según dio a conocer el Cabildo; para asfaltar la vía se utilizarán materiales reciclados de los propios flujos de lava
Arrancan los trabajos de enlace de dos vertientes de las coladas entre La Laguna y Las Norias
El consejero insular de Infraestructuras, Borja Perdomo, en una de las zonas afectadas por la erupción del volcán de Cumbre Vieja. DA

La Consejería de Infraestructuras del Cabildo de La Palma, que dirige Borja Perdomo, comenzó ayer los trabajos de construcción de la vía provisional que conectará los barrios de La Laguna y Las Norias, en Los Llanos de Aridane, cruzando un campo de coladas de lava del volcán de Cumbre Vieja.

El vicepresidente insular y responsable del Área puso de relieve que estos trabajos, que se han adjudicado por el procedimiento de emergencia, se realizarán extremando las medidas de precaución ante las posibles emanaciones de gases y temperaturas de las coladas, para lo que se contará con la información diaria que faciliten los equipos científicos.

En esa línea, Perdomo destacó que los plazos manejados para la ejecución de esta vía provisional es de cinco meses, aunque siempre dependerá de las condiciones en las que se encuentren las coladas. Por eso, el socialista recalcó que “esperamos que sean los mínimos posibles y poder poner en servicio esta importante infraestructura, necesaria para conectar las dos zonas entre coladas”.

Por otra parte, el consejero señaló que el inicio de estos trabajos aporta “noticias de esperanza para la gente del Valle de Aridane, pero también para todos los habitantes de la Isla”, permitiendo ejecutar una conexión terrestre sobre coladas de hasta 25 metros de altura, lo que también conlleva desniveles a tener en cuenta.

Por ello, el vicepresidente hizo hincapié en que “será una obra compleja en la que se pondrán todos los recursos de seguridad y para que se pueda poner en servicio más pronto que tarde”, dando garantías de contar con una carretera fiable para sus futuros usuarios.

Borja Perdomo recordó, asimismo, que para definir este trazado se han tomado como base los mapas de alturas de las coladas, las temperaturas de enfriamiento y los tubos volcánicos, pudiendo acometer los trabajos con el menor número de contratiempos posible que acorten los periodos de ejecución de la vía.

Además, esta conexión entre el norte y sur de las coladas generará otros enlaces con otras pistas y caminos, abriendo la posibilidad a seguir recuperando espacios habitacionales y de cultivo atrapados entre coladas, como es el caso de Cabrejas, El Corujo y la conexión de La Majada, a la altura de la LP-213, y la nueva carretera construida por el Gobierno de Canarias.

Los trabajos se ejecutarán por ambos lados de la colada simultáneamente. Según previsiones, la vía tendrá una longitud de 3.287 metros con un ancho de plataforma de 20 metros con dos carriles, uno en cada sentido. Para poder ejecutarla será necesario realizar un movimiento de tierras calculado en 120.000 metros cúbicos de colada. La nueva carretera, que se ejecutará con materiales reciclados y triturados de la propia colada, tendrá una pendiente máxima del 10,77% y una mínima del 0,93%, construyéndose también una glorieta para acceder a ella.

El consejero también se refirió a la apertura del Cruce de La Laguna, destacando que estará disponible en varias semanas permitiendo realizar las conexiones de todos los suministros.

TE RECOMENDAMOS