cultura

James Rhodes: “La música es la salvación para todo; tocarla y escucharla es un lujo”

El pianista británico nacionalizado español protagoniza el sábado en el Auditorio de Tenerife uno de los conciertos destacados del año
James Rhodes actúa mañana en el Auditorio de Tenerife. / DA

James Rhodes protagoniza mañana sábado una de las actuaciones más destacadas del año en el Auditorio de Tenerife. Tras varios aplazamientos por las restricciones derivadas de la pandemia, el concierto se llevará a cabo a partir de las 20.30 horas. Las entradas se pueden adquirir en el sitio web www.auditoriodetenerife.com/es.

Rhodes es un enamorado de la música y ha hecho de ella una forma de vida y casi una cura: “Es como mi salvación para todo, creo que no podría vivir sin la música, ¿quién podría? Es una manera maravillosa de escapar de las cosas malas que depara la realidad. Poder tocarla es un lujo y escucharla también”.

El pianista británico convierte el concierto clásico tradicional en una auténtica experiencia inclusiva. El músico afincado en España comparte su amor y pasión por la música y consigue que cada una de las personas que integran el público conecte con él y con los grandes compositores que presenta e interpreta.

Rhodes es un gran y singular comunicador, que con una mezcla de ingenio y humor comparte conocimientos fascinantes y logra que los temas serios, como la música clásica, se conviertan en accesibles para todos. En sus conciertos habla de las piezas que interpreta, cuenta por qué las ha elegido, qué importancia tienen para él y en qué contexto se compusieron.

DIVULGACIÓN

De esta manera, ha acuñado un tipo de recital propio, personal, donde, además de tocar, contextualiza las obras y cuenta la historia y apuntes biográficos de los compositores. Con estos singulares conciertos James Rhodes se ha convertido en uno de los principales divulgadores de la música clásica en el mundo, gracias a sus giras y conciertos en todo tipo de festivales y salas, así como a varios documentales sobre su figura.

Carismático y talentoso, Rhodes cree absolutamente en el poder de la música clásica: “Me gustaría en este concierto invitar al espectador a escapar del mundo cada vez más loco en el que vivimos para recargarnos un poco las pilas”.

TE RECOMENDAMOS