cultura

La magia cinematográfica de Georges Méliès cobra vida en el Puerto de la Cruz

La Fundación La Caixa lleva a la ciudad una exposición sobre los orígenes del séptimo arte, que además se inscribe en Mueca 2022
El proyecto expositivo traslada al visitante a una feria en el paso del siglo XIX al XX. / DA

El alcalde del Puerto de la Cruz, Marco González; el director territorial de CaixaBank en Canarias, Juan Ramón Fuertes, y el delegado de la Fundación La Caixa en el Archipiélago, Mauricio González, presentaron ayer en la explanada del muelle de la ciudad turística Empieza el espectáculo. Georges Méliès y el cine de 1900, una muestra que explica el nacimiento del séptimo arte y rinde homenaje a quien ha sido considerado como el primer ilusionista del cine.

Empieza el espectáculo. Georges Méliès y el cine de 1900, que se podrá contemplar hasta el 3 de mayo, llega al Puerto de la Cruz gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento y la Fundación La Caixa. Dentro de su programación cultural, esta última entidad presta una atención preferente a las manifestaciones artísticas esenciales en la formación de la sensibilidad contemporánea. En esa línea, se enmarcan las exposiciones dedicadas al cine, que, junto con la fotografía, es la expresión más característica del siglo XX.

La muestra se podrá visitar hasta el 3 de mayo. / DA

A su vez, la instalación de esta muestra en el municipio se enmarca en el XX Festival Internacional de Arte en la Calle del Puerto de la Cruz, Mueca, con el fin de poner en valor el trabajo colaborativo entre lo público y lo privado. Tras la organización de una gran retrospectiva sobre el cineasta francés que pudo verse en los centros CaixaForum que la Fundación La Caixa tiene repartidos por el territorio español, ahora la entidad presenta un nuevo e innovador proyecto expositivo, un viaje en el tiempo para trasladar a los visitantes a los años en los que el cine se convirtió en un espectáculo popular, gracias, en buena medida, a los inventos y técnicas desarrollados por Méliès.

La exposición traslada al visitante a una feria en el cambio de siglo. Fue en ese entorno donde el cine tomó forma como espectáculo: diversión y emociones. Y, en buena medida, fue gracias a un hombre, Georges Méliès, que supo entender qué quería la gente y cómo hacerla soñar y distraerse.
Los distintos espacios y recursos expositivos de la muestra descubren cómo era el mundo y el ocio de aquella época, así como las claves para entender la importancia de Georges Méliès. La exposición incluye películas de Méliès y films de los hermanos Lumière, audiovisuales, copias de fotografías de la época y reproducciones de carteles, dibujos y una maqueta del estudio de Méliès en Montreuil, algunos objetos de época y aparatos como el cinematógrafo de los hermanos Lumière.

TE RECOMENDAMOS