internacional

La victoria de Macron en Francia sobre la extrema derecha ‘salva’ a Europa

El presidente gana con el 58,4% de los votos frente al 41,6% de Le Pen, que logra el mejor resultado para la ultraderecha de la historia. La UE respira aliviada, pues existía riesgo de fractura en un momento delicado por la guerra dados los lazos de la candidata y Putin
Emmanuel Macron promete dar una respuesta “al enfado de quienes han votado por la extrema derecha” y subraya que este voto le compromete “para respetar las diferencias”. Reuters

Emmanuel Macron fue ayer reelegido presidente de la República francesa frente a Marine Le Pen (58,4%-41,6% al 99 del escrutinio). Una victoria rotunda y de dimensiones históricas que, sin embargo, no es un cheque en blanco debido a la alta abstención (28%) y, previsiblemente, del voto en blanco y nulo.

Es el triunfo de un europeísta, centrista y abierto a la globalización frente a una nacionalista, extremista y refractaria a la mundialización. La Unión Europea puede respirar tras la angustia de estos quince días.

Le Pen, tras tres fracasos seguidos, no tiró la toalla. Al contrario, dijo que “no abandonaría” a sus seguidores y les pidió que sigan movilizados de cara a las elecciones legislativas a celebrar en junio. Presentó su derrota como “una espléndida victoria” y tuvo palabras ásperas sobre “la violencia de la campaña”. Le Pen telefoneó al vencedor minutos después del cierre de los colegios electorales. Pero no le felicitó en su breve discurso.

Los 16 puntos de ventaja que las urnas dieron a Macron son menos que los que obtuvo hace cinco años (66%-34%) frente a la misma rival. Y muchos menos que los que logró Jacques Chirac en 2002 frente al padre de Marine, Jean Marie Le Pen (82%-18%). Pero es una victoria rotunda aunque también admite una lectura alternativa: nunca la extrema derecha había alcanzado ese nivel.

La victoria de Macron merece el calificativo de histórica. Solo otros dos presidentes en la V República lograron ser reelegidos, Chirac en 2002 y François Mitterrand en 1988, pero ambos carecían de mayoría en la Asamblea Nacional y habían tenido que cohabitar con primeros ministros de otro bando político: el socialista Lionel Jospin en el caso de Chirac y este mismo en tiempos del presidente socialista.

“El resultado de esta noche es una victoria espléndida. Millones de personas han decidido el cambio. Quiero dar las gracias a los que me han votado”, ha dicho Le Pen tras conocer las primeras proyecciones al cierre de los colegios electorales. “Para evitar que algunos acaparen el poder, seguiré con poder el compromiso con Francia”, ha añadido la candidata ultraderechista entre cánticos de “¡Marine, Marine, Marine!”.

Además, Le Pen ya ha puesto el foco en las legislativas, que se celebran el próximo 12 de junio. “El resultado histórico de hoy nos ubica en un lugar excelente para tener un gran resultado en las próximas elecciones legislativas”, ha celebrado Le Pen.

El candidato ultraizquierdista del partido Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, que quedó tercero en la primera vuelta, ha afirmado que “Macron navega en un océano de abstenciones” y ha calificado al presidente como “el peor elegido en la V República”. Melenchon, como Le Pen, también ha lanzado la campaña para las legislativas afirmando que “esta noche empieza la tercera vuelta”.

La candidata de Los Republicanos, Valérie Pécresse, que no llegó ni al 5% en la primera vuelta, señaló que la victoria de Macron “no debe enmascarar las fracturas de nuestro país que han llevado a un resultado de Le Pen inédito”. La participación estuvo sobre el 63%, lo que supone casi dos puntos menos que en en la segunda vuelta de las elecciones de hace cinco años, y la más baja desde 1969.

TE RECOMENDAMOS