internacional

San Jorge, en las Azores, se prepara para una evacuación

Protección Civil de Portugal está “identificando” los puertos operables de la pequeña isla para rescatar a sus casi 9.000 habitantes ante la crisis sísmica volcánica
Velas, con 2.500 habitantes, es el municipio más habitado de San Jorge      y el que más ha sentido los seísmos.
Velas, con 2.500 habitantes, es el municipio más habitado de San Jorge y el que más ha sentido los seísmos.

Protección Civil de Portugal está “identificando” los puertos operables de San Jorge, ubicada en la zona central del archipiélago de las Azores, para prepararse para una posible evacuación de la isla por mar, debido a la crisis sísmica volcánica. Así lo afirmó el domingo el presidente del servicio.
En declaraciones a los periodistas, el presidente del Servicio Regional de Protección Civil y Bomberos de las Azores (SRPCBA), Eduardo Faria, adelantó que se están realizando operativos de “reconocimiento de posibles puertos” en la costa sur y norte de la Isla. “Estamos identificando los puertos que están operables para una posible evacuación por mar”, dijo, mientras se realizará un registro de los mismos.

Ese “registro” contendrá “toda la información posible” sobre los espacios, ya sean los “valores añadidos, las dificultades, los peligros y las accesibilidades”. “Para que, cuando sea necesario utilizarlo, sepamos exactamente con qué vamos a contar. Tanto los que están en tierra como los que vienen del mar, ya sea la Armada o incluso personas que puedan apoyar esta eventual evacuación por mar”, justificó.

Después de que el viernes no se realizaran trabajos de reconocimiento “debido a las condiciones climáticas”, durante el sábado “se identificaron cinco o seis puertos” como “operables”. “Todavía tenemos que seguir reconociendo y validando los puertos restantes, tanto en la costa sur como en la norte. Pero vamos a seguir con este trabajo durante todo el día”, apuntó.

Eduardo Faria reveló que Protección Civil “terminará un plan de comunicaciones de emergencia”, para evitar la “eventualidad” de que la isla se quede “sin posibilidad de uso de redes móviles”.

Protección Civil también está “analizando” las imágenes captadas en la zona de Rosais para “comprender hasta qué punto existe alguna fragilidad o algún riesgo en cuanto a pendiente o posibles derrumbes”. También se realizó un “reconocimiento” en las fajãs (fajanas) de la isla, para identificar el “movimiento” y las “posibles zonas de peligro”.

“Por las imágenes que pudimos observar, el movimiento de las fajanas es muy residual. Por lo tanto, por ahora, no nos genera ninguna preocupación en particular. Sin embargo, seguiremos monitorizando”, declaró.

A pesar de la disminución en el número de sismos sentidos por la población en los últimos días, el general de brigada advirtió que la sismicidad de la isla se mantiene en “cifras completamente inusuales”. “Que la población no se deje engañar por esta tregua. (…) Una vez más se reitera que se deben mantener las normas de autoprotección”, apeló.

São Jorge, en alerta desde el pasado 19 de marzo por una elevada actividad sísmica, ha detectado hasta 24.919 terremotos (todos a una profundidad de entre 7 y 12 kilómetros), de los que la población ha sentido 221. La alerta volcánica se mantiene en V4, de una escala de siete, pero la máxima previa a una erupción, mientras no se descarta ningún escenario.

La mayor parte de la actividad sísmica se localiza en el municipio de Velas, lo que ha motivado que unas 2.500 personas, cerca de la mitad de la población, hayan huido al municipio vecino (Calhetas) o hayan salido de la isla.

TE RECOMENDAMOS