sociedad

Santiago Marrero: “El ayuno profundo activa un mecanismo de limpieza celular”

Cada trimestre organiza un taller de 72 horas, un retiro: "Ocupamos el tiempo con charlas, prácticas, mediciones de parámetros, controles analíticos y ejercicios físicos”

El ayuno profundo “favorece una longevidad saludable” si se practica por convicción. Santiago Marrero Núñez alimenta una dieta de salud integrativa.

 -¿Qué es eso que llaman medicina ortomolecular? 
“Es una medicina que hace un diagnóstico precoz a través de una evaluación de las deficiencias en el organismo”. 

-¿De qué? 
“De vitaminas, minerales, enzimas, ácidos grasos…”. 

-¿Cómo funciona? 
“Se realiza una intervención preventiva a afectos de evitar el desarrollo de una enfermedad futura”. 

-¿Sin síntomas? 
“Con análisis de sangre o de orina”. 

-¿En busca de qué? 
“Para observar los niveles de vitamina D y C, de zinc, de neurotransmisores… Cuando están bajos, los corregimos”. 

-¿Se compensan? 
“Se suplementan, sí”. 

-¿Y los excesos? 
“A veces. Los regulamos”. 

-El colesterol… 
“No ponemos una estatina. Sabemos que la vitamina B3, la niacinamida, es un muy buen regulador del colesterol”. 

-¿Por qué vía se administra ese componente? 
“En forma de comprimidos, durante un mes o dos”. 

-También está el benigno… 
“El HDL, protector de las arterias. Lo subimos”. 

-¿La famosa vitamina C para qué se suministra? 
“La aplicamos en personas con un sistema inmune deteriorado y que sufren infecciones de repetición”. 

-¿Qué efectos produce? 
“Mejora y estimula la actividad del sistema inmune”. 

-¿La D qué aporta? 
“Es superimportante. Ayuda al cuerpo a absorber el calcio y el fósforo. La mayoría de la población la tiene baja”. 

-En consecuencia, ¿el sol fortalece los huesos? 
“La exposición al sol multiplica los niveles de vitamina D. Son más elevados en los países nórdicos que en España”.  

-¡Asombroso! 
“Desde la guardería están suplementando a la población con vitamina D”. 

-Conviene no pasarse de la raya con los rayos… 
“La piel memoriza tus quemaduras y, si son abundantes, se va degradando, oxidando”. 

-Aparecen complicaciones de salud graves… 
“Melanomas, nevus [lunares], carcinomas epidermoides o basocelulares [el cáncer de piel más frecuente]…”.  

-¿Está demostrada la eficacia de los complementos, avalada científicamente? 
“Hay distintos laboratorios y diferentes calidades. Existen complejos vitamínicos que son de una gran fiabilidad”. 

-¿La medicina integrativa simpatiza con la homeopatía?  
“¡Nada que ver conmigo! Yo trabajo con la ortomolecular, la terapia neural y la medicina biorreguladora”.  

-Las recomendaciones para el desayuno son un barullo… 
“El desayuno ideal es básicamente proteico y con grasas saludables: aguacate, aceite de coco, mantequilla ghee…”. 

-¿Qué? 
“Ghee, tradicional de la India. Está clarificada. Le han quitado la grasa saturada”. 

-¿Qué se aconseja para el cuidado del coco? 
“El aceite de coco. Es muy saludable para el sistema nervioso, repara las membranas de nuestras neuronas”.  

-¿Es merecida la reputación de los frutos secos? 
“Los frutos secos oleaginosos son alimentos funcionales: almendras, nueces, avellanas, anacardos, pistachos…”.  

-¿Los dátiles proporcionan una amplia gama de nutrientes esenciales, aparte de energía? 
“Las frutas o los frutos secos muy dulces, como las pasas y los dátiles, incrementan mucho el azúcar”. 

-¡Qué chasco! 
“El azúcar es uno de los factores más inflamatorios. Comer fruta dulce en el desayuno nos perjudica”.  

-¿Amarga el día? 
“El azúcar puede dañar el endotelio vascular, las retinas, los riñones o el páncreas”. 

-¡Qué disgusto! 
“Consume preferiblemente frutas de temporada, de cercanía y ecológicas”. 

-¿La naranja es oro por la mañana; al mediodía, plata, y de noche mata? 
“El organismo tolera la naranja siempre que no la mezcles con otras frutas”. 

-¿En buena hora? 
“Los cítricos, los frutos rojos y las frutas neutras (la manzana, el kiwi, la parchita…), cuando quieras”.   

-¿El ayuno profundo es una doctrina de vida? 
“La filosofía del ayuno profundo proviene del premio Nobel de Medicina de 2016, el japonés Yoshinori Ohsumi”.  

-¿Qué descubrió? 
“Que un ser vivo sujeto a una restricción calórica superior a 48 horas activa un mecanismo de limpieza celular”. 

-¿Qué hace? 
“Comerse las células enfermas, en un proceso de autofagia que regenera los tejidos”. 

-¿Sin probar bocado? 
“Sola agua. O té verde”. 

-¡Agüita! 
“Cada trimestre organizamos un taller de 72 horas de ayuno profundo, en grupo”. 

-¿No se empachan? 
“Ocupamos el tiempo con charlas, prácticas, mediciones de parámetros y controles analíticos, ejercicios físicos…”. 

-¿En el mismo sitio? 
“Dormimos ahí, un retiro”. 

-¿Voluntario? 
[Risa] “No encerramos a nadie. Solemos concentrarnos en el colegio Pureza de María de Los Realejos”. 

-¿Un número de contacto? 
“922  20 00 79. La consulta”. 

-¿Dónde? 
“Estamos en Los Naranjeros, Tacoronte”. 

Perfil

Medicina integrativa

TE RECOMENDAMOS