la laguna

El Ayuntamiento lagunero ya estudia si debe quitar asesores a la oposición

Una denuncia presentada por el anterior alcalde, José Alberto Díaz (CC), amenaza con perjudicar a su partido, al PP y a Cs
José Alberto Díaz (CC), durante su etapa como alcalde. DA

La denuncia presentada en su día por el anterior alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz (Coalición Canaria), amenaza con terminar perjudicando al actual grupo municipal de su formación política en el Ayuntamiento lagunero, así como al resto de la oposición de la misma, compuesta, además, por el Partido Popular (PP) y Ciudadanos. Según ha podido confirmar este periódico a través de vías extraoficiales, el actual equipo de Gobierno municipal, conformado por un pacto suscrito entre PSOE, Unidas se puede y Avante La Laguna, estudia ya la posibilidad de suprimir parte del personal de confianza puesto a disposición de los citados grupos municipales de la oposición si ello se deduce finalmente del proceso judicial originado a raíz de dicha denuncia de Díaz.

Basta con recordar que tanto el PP como Ciudadanos, disfrutan en la actualidad de los servicios de un asesor, respectivamente, a cargo de las arcas laguneras, para hacerse una idea del posible alcance que tendría tal decisión, que, ciertamente, no parece ser del agrado del hoy alcalde, Luis Yeray Gutiérrez (PSOE), quien se ha manifestado públicamente en no pocas ocasiones sobre la conveniencia de dotar de estos medios a todos los grupos municipales, al considerar que es un avance para “la democratización” de la vida política en el municipio.

Ayer mismo, Avante recordó en un comunicado que este conflicto se remonta a la legislatura pasada, “en la que José Alberto Díaz y Javier Abreu se pusieron de acuerdo para privar a los grupos de la oposición de personal eventual, personal de apoyo y asesoramiento nombrado por la Alcaldía en cumplimiento del Reglamento Orgánico de la Corporación”.

Esta decisión de Díaz y Abreu, recuerda dicho partido, fue recurrida por el concejal de Urbanismo Santiago Pérez (PSOE), logrando así que el actual Gobierno lagunero revocase tal recorte. “Es verdad que se llevó por la vía de urgencia, pero también es cierto que nunca en el Ayuntamiento de La Laguna hubo discusión previa sobre si es urgente o no un asunto que va en el orden del día de esa manera. Simplemente se vota la urgencia por mayoría, se incluye y se discute”, defiende Avante.

Ahora, la judicialización del tema tras la denuncia de Díaz puede obligar a dar marcha atrás en La Laguna si la Justicia finalmente le da la razón.

TE RECOMENDAMOS