baloncesto

El Lenovo Tenerife abraza el cielo europeo en el Bilbao Arena

Los aurinegros se imponen al Manresa por 87-98 con un Marcelinho Huertas, otra vez, estelar, conquistando su segundo título de la Champions League
Lenovo Tenerife, campeón de la BCL 2022

Si hablan con protagonistas del Lenovo Tenerife les contarán lo duro que ha sido para ellos este curso en la Basketball Champions League (BCL), la presión por las eliminatorias, la sensación de ser favoritos y no poder fallar y, sobre todo, cómo, día a día, el grupo se sobreponía a cualquier adversidad. Por eso, el 87-98 de ayer ante Manresa, el segundo título de campeón de la BCL, sabe mucho mejor a los aurinegros.

Se esperaba un duelo duro, con 5.000 manresanos y manresanas animando a los suyos, presionando al rival y queriendo resultar claves. Los de Pedro Martínez (¡qué entrenador!) son un equipo físico, el favorito de todos por su manera de ser, pero tras 20 minutos para aguantar, para resistir. el Lenovo Tenerife sacó todo su arsenal tras el descanso y ahí es casi, casi imbatible.

El 13 de 24 en triples, un increíble 54%, resultó clave para dar el triunfo al Canarias después de que en las dos primeras mangas diera la sensación de que todos esperaban que una genialidad de Moneke, Tomasson o Francisco dieran al traste con las ilusiones insulares. Y lo de ayer supone que el Lenovo Tenerife alcance su objetivo de la temporada, que no es otro que ser campeón de esta competición. Su competición.

Minutos de tanteo

Vidorreta introdujo a Doornekamp de cuatro de inicio y el canadiense resultaría clave. Salin y Moneke comenzaron anotando (3-3) pero el segundo se haría protagonista muy rápido consiguiendo todos los puntos de los suyos (9-10). Moneke es un jugador eléctrico, que da espectáculo por sí solo y que, dicen, acabará en Euroliga la próxima campaña.

Manresa se metió muy pronto en bonus, restando mas de seis minutos para el final de la primera manga, porque los colegiados, a diferencia de lo habitual en Europa, castigaban los contactos. Además, Doornekamp se crecía en el rebote (4) y Salin seguía castigando desde el exterior y el interior (10 tantos). Pero Martínez tuvo que pedir tiempo muerto.

Los catalanes reaccionaron y solo algunos errores en el tiro libre del Canarias permitieron al Manresa acercarse en el marcador al final del primer cuarto (25-27). El ritmo era endiablado.

Sin tregua

Curiosamente, Baxi Manresa daría la sensación en el segundo cuarto de poder marcharse en el marcador en cualquier momento. El encuentro presionaba a ambos equipos, porque no había espacio para el error pero, con todo, las diferencias siguieron siendo demasiado cortas.

Dani Pérez, desde el triple, castigaba una y otra vez y al Canarias le costaba rebotear, lo que facilitaba que el Manresa tuviera segundas oportunidades.

El 50-49 del descanso dejaba todo en el aire, pero pocos esperaban lo que iba a ocurrir tras el paso por los vestuarios.

Gigante Lenovo Tenerife

El Canarias hio casi todo bien en el tercer cuarto. Y lo que no, casi ni se notó. Aparecieron Salin y Wiltjer desde el triple, el segundo, muy motivado, asumiendo el rol de jugador carismático necesario en este tipo de duelos, en los que una buena acción silencia a la afición rival.

Además, la batalla del rebote se equilibró y, pese a los cambios defensivos de Pedro Martínez, los de Txus Vidorreta no fallaron.

Metió zona el Manresa y el Lenovo Tenerife respondió con un triple (58-69) antes de que a Shermadini le señalaran la tercera falta, antideportiva, sobre Moneke 62-69. El Canarias se desató, firmando sus mejores momentos del partido y dejando sin respuesta a su rival. El parcial de este cuarto fue de 17-33 para el 67-82. El duelo estaba decidido, pero eso solo se iba a saber diez minutos más tarde.

Decidido

Con el Lenovo Tenerife desatado, el Manresa solo pudo asistir a la exhibición, por momentos, de los tinerfeños. Solo cuando a Wiltjer le señalaron una antideportiva los catalanes amenazaron (podían haberse puesto a diez puntos), pero este era el partido, y el título, del Canarias.

No había que perder la calma y cerrar el rebote, que fue lo que hizo el cuadro aurinegro, alcanzando un nuevo título de la BCL, la Copa del Canarias.

TE RECOMENDAMOS