santa cruz

Fiestas rebaja el 65% el precio a kioscos y barras para el Carnaval de Santa Cruz

El concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, se enfrenta a su primera fiesta de las carnestolendas sin restricciones y lo hace con la previsión de que serán de “masiva afluencia”
carnaval-santa-cruz
Carnaval de día de Santa Cruz de Tenerife.

Sin tiempo de coger resuello, el concejal de Fiestas de Santa Cruz, Alfonso Cabello, se mete de lleno en el Carnaval 2022, cuando aún quedan actos de las Fiestas de Mayo por delante. “Estamos muy satisfechos por la respuesta de la gente, tanto en el Baile de Magos como en lo días del García Sanabria, y ahora toca centrarse en otro acto de afluencia masiva como va a ser el Carnaval”, contaba ayer a DIARIO DE AVISOS el también edil de Presidencia y Organización interna. Hoy mismo, el Consejo Rector del Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas (Oafar) procederá a aprobar las primeras dirigidas a que este Carnaval de junio se parezca lo más posible al de febrero. Y es que se van a aprobar las bases para la instalación de barras y kioscos, porque sí, habrá kioscos en la calle. Para ello, el Oafar va a aprobar una rebaja lineal en los precios de ocupación del dominio público con el objetivo de fomentar la participación.

“En Carnaval hay cuatro tipos de ocupación en la calle. Tenemos los feriantes, las barras de los bares, los kioscos, y dentro de los kioscos dos tipos, unos vinculados a patrocinio y otros a subastas. Lo que se plantea el Ayuntamiento es contar con el máximo despliegue de servicios, porque nos estamos preparando para un carnaval de máxima afluencia. Ya a finales de la próxima semana queremos hacer la subasta para los kioscos del Carnaval y lo que vamos a hacer es un descuento del 65% lineal en kioscos y barras, mientras que en el caso de la feria el descuento será del 50%”, explicó el edil.

La diferencia entre unos y otros obedece a que “kioscos y barras solo pueden estar tres días y medio, mientras que la feria vamos a permitir que esté entre 10 y 13 días”, aclara Cabello.

Esta rebaja lineal supone que un mesón de los más caros, que años anteriores han estado en torno a los 17.000 euros, este año, con el descuento estaría en torno a los 5.800.

Se podrán a subasta 85 kioscos. “En 2020 se montaron 69 y 35 barras. Las barras no van a subasta, lo solicitan por escrito. En el caso de estas últimas, el metro cuadrado de barra, que normalmente cuesta 485 euros, va a estar en torno a 170 euros con el descuento”, detalló el edil.
El concejal admite que está siendo un reto organizativo de primer nivel organizar de forma simultánea Fiestas de Mayo, Carnaval y resto de actividades que dependen del área que dirige Cabello. “Todavía estamos inmersos en plenas Fiestas de Mayo, con conciertos pendientes, más todo lo que suceda el Día de Canarias, para el que estamos planteando un plan de actividades importantes, y ya estamos con la cabeza en Carnaval y trabajando toda la maquinaria”, dijo.

Una maquinaria que arrancará físicamente el próximo lunes, día 9, con el montaje del escenario del Carnaval, para que esté listo para el primer acto oficial, que será el 3 de junio, con la presentación de las candidatas a Reina. “Y, por si fuera poco, encima el calendario nos lleva a que el Carnaval del 2023, sin terminar el de este año, tengamos que empezarlo ya a preparar, pues será el que más pronto empiece en los últimos 15 años, el 20 de enero”, añade Cabello.

Preguntado por las palabras del alcalde sobre la posibilidad de repetir de alguna forma la experiencia de un Carnaval de verano, el edil admite que es una propuesta a estudiar: “Esto es un experimento que de salir bien es difícil no mantenerlo”. “Con esto hay dos vertientes -continúa-.Yo me mantengo en la liturgia de que el Carnaval tiene que ser cuando es, que es en el entorno del mes de febrero, vinculado a la pascua, pero también es verdad que una fiesta como esta, una marca del tamaño que tiene la del Carnaval de Santa Cruz tiene una atractivo y un tirón en el mes de verano, turísticamente hablando, que yo creo que puede ser aprovechado y sin duda creo que puede ser aprovechado”. En cuanto a la posibilidad de que se eleve el nivel de restricciones, Cabello asegura que no es un escenario que se plantee. “El contexto global y la información que manejamos, más allá de la prudencia necesaria, es para un escenario solo de 100% Carnaval, y siempre teniendo en cuenta que la fiesta de junio ha sido conceptualizada para que se celebrara en enero, en un contexto pandémico”.

Por eso, en el que será su primer Carnaval completo como concejal de Fiestas, admite que, “probablemente, generemos mucha insatisfacción, porque estamos acostumbrados a una estructura concreta del Carnaval. Sabemos que la gala de la Reina es el miércoles antes de la cabalgata, y la gente ya sabe lo que significa un viernes de Cabalgata en Santa Cruz, o qué tipo de gente sale cada día; toda esa estructura este año se altera”.

TE RECOMENDAMOS