economía

Trayectoria vital y empresarial de José Sánchez Rodríguez, dueño de JSP

Fue uno de los empresarios más influyentes del Archipiélago hasta su muerte este jueves; heredó la empresa de su padre, José Sánchez Peñate, y la convirtió en un “referente” a través de marcas señeras
jose-sanchez-rodriguez

José Sánchez Rodríguez, empresario grancanario y dueño de la empresa JSP, falleció el pasado jueves a los 84 años de edad en la Clínica San Roque de Las Palmas tras luchar contra una larga enfermedad. Junto a su padre creó una de las empresas más destacadas de la industria canaria y que actualmente se encuentra en concurso de acreedores. Sus restos fueron enterrados ayer en el panteón familiar del cementerio de San Lázaro.

Nacido en Arucas en 1937, era Hijo Adoptivo de Las Palmas. La Cámara de Comercio de Gran Canaria le reconoció años atrás con una placa al mérito por su trayectoria profesional. JSP (José Sánchez Peñate, S.A.) es un grupo industrial fundado por el mismo José Sánchez Peñate en 1964 y dedicado al sector de la alimentación. Se trata de una de las empresas canarias de mayor importancia en el sector, desarrollando su actividad tanto en las islas -donde cuenta con delegaciones en todo el Archipiélago- como en Madrid. Entre las marcas que aglutina este grupo se encuentran Millac, JSP, Celgán, Anita, Oris, Café Orix, Panadería-Pastelería JSP o The Cake Factory.

En 1975 la empresa dió el salto a la capital española inaugurando un tostadero de café y una planta envasadora de productos vending en Madrid. Un año después de su creación, en 1965, JSP abrió su primera sucursal en Tenerife y poco a poco se fue extendiendo al resto de las Islas Canarias. Ese mismo año, JSP comercializó Millac en polvo y se convirtió en líder del mercado canario de productos cardiosaludables. Ya en la década de los 70 dio el salto a la capital española inaugurando un tostadero de café y una planta envasadora de productos vending en Madrid.

En 1983, el grupo compra la Central Lechera de Tenerife: Celgán. Con este movimiento empresarial amplió su línea de productos lácteos incluyendo yogures y postres, para ya en la segunda mitad de los 90 introducirse en el sector industrial de la panadería. Durante las décadas posteriores, la empresa continuó su crecimiento tanto en Canarias como en Madrid y en 2018 renovó la imagen de sus marcas Millac y Celgán, consolidando el grupo empresarial JSP con la integración de todas las empresas del grupo.

La situación económica dejó a JSP pendiendo de un hilo y, con ella, 500 puestos de trabajo directos y cerca de 2.500 empleos indirectos. Un gigante empresarial que se encuentra en horas bajas y cuyos trabajadores lanzaron el pasado verano de 2021 un grito de auxilio al Gobierno de Canarias para tratar de salvar una de las marcas más reconocidas del Archipiélago, que ahora pierde a su fundador.

TE RECOMENDAMOS