la laguna

Muvisa considera inviable asumir la gestión del servicio de ayuda a domicilio en La Laguna

El concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, explica que se tendrá que optar por el formato de licitación del contrato
El concejal lagunero de Bienestar Social, Rubens Ascanio

La Empresa Municipal de Viviendas y Servicios (Muvisa) del Ayuntamiento de La Laguna considera inviable poder asumir el servicio de ayuda a domicilio del municipio. Desde el área de Bienestar Social se había encargado a Muvisa que estudiase la viabilidad técnica de asumir la gestión directa de dicho servicio, como una posible opción después de que la actual empresa adjudicataria del contrato remitiese un escrito explicando que, “debido a las condiciones actuales, no consideran viable continuar con la prestación y nos han pedido que se proceda para retirarles ese servicio”, explicó el concejal del área, Rubens Ascanio, el pasado abril.

Sin embargo, desde Muvisa “han hecho un estudio pormenorizado de la contratación y las posibilidades que tenían y consideran que es inviable ahora mismo para la empresa, y con la normativa actual, asumir mayor carga de trabajo de la que ya están realizando”, afirmó ayer el edil, quien recordó que “estamos hablando de casi 200 trabajadoras en un servicio que llega a 1.200 usuarios en toda La Laguna, y tiene una logística bastante complicada”.

Por ello, Ascanio indicó que, “al final, la opción con la que se está trabajando, que no es la que más nos gusta, es mantener el formato de licitación y trataremos de que refleje las mejoras que nos han demandado tanto por la parte de las trabajadoras del servicio como de las propias familias usuarias”.

En cuanto a los plazos, añadió que “de momento entramos dentro de las prórrogas legales del contrato y tenemos margen para trabajar, pero nuestra intención es hacerlo lo antes posible, teniendo en cuenta los ritmos administrativos”.

El servicio se adjudicó en 2018 por 15 millones de euros y un plazo de cuatro años con posibilidad de prórroga de otros dos, hasta 2024. “Es un servicio que ha tenido un repunte del gasto porque va a domicilio y ha tenido que llevar una serie de medidas de prevención anti-COVID que no estaban previstas inicialmente en el contrato. Y también hay un incremento de costes salariales bastante importante con la mejora del salario mínimo. La empresa nos solicitó a finales de enero no continuar con este servicio y que en la forma más rápida posible se proceda a licitarlo nuevamente o a otro modelo de gestión, como la directa”, explicó el concejal el pasado abril, a la vez que enfatizó que “la empresa está prestando el servicio” en la actualidad y que este “se va a mantener hasta que tengamos una alternativa”.

TE RECOMENDAMOS