sanidad

Sigue la lucha de un padre por una unidad de anorexia en Canarias: de subir al Teide a reunir 50.000 firmas

El tinerfeño, cuya hija padece un trastorno de la conducta alimentaria, denuncia con su pancarta la falta de recursos para tratar la salud mental en las Islas
anorexia en Canarias

La historia de lucha por visibilizar los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) de Tony Arteaga, un padre tinerfeño con una hija que padece anorexia, avanza rápidamente. El 21 de abril el realejero iniciaba una petición en el portal Change.org demandando una unidad para tratar la anorexia en Canarias, así como otros trastornos alimentarios. Ahora, esa solicitud ha alcanzado las 50.000 firmas, lo que supone un gran paso de cara a poder entregar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en el Parlamento canario en un futuro próximo.

“Estoy sorprendido con la acogida que está teniendo la petición, ya va por 53.000 firmas y eso significa que la gente es consciente del grave problema que hay en la falta de tratamiento de los TCA en las Islas”, manifiesta Arteaga a DIARIO DE AVISOS. Entre los firmantes, se encuentran familias en las que ha existido o existe algún caso de anorexia en Canarias, además de afectados de otras comunidades que se suman a la lucha por mejorar la atención a este tipo de pacientes. Psicólogos y otros profesionales del ámbito sanitario también han apoyado la petición.

Tras el éxito en su petición en Change.org, el próximo objetivo de Tony es presentar una ILP en el Parlamento canario, donde desea ser escuchado: “Me gustaría explicar a los diputados por lo que pasan los familiares de los pacientes que sufren trastornos alimentarios”, cuenta.

Para este padre, que ha reiterado que la atención que actualmente se brinda en los hospitales públicos de Canarias a los pacientes con TCA es “insuficiente”, solo hay dos alternativas posibles para tratar de mejorar la salud de los afectados: “O se abre una Unidad Específica para tratar los TCA o se deriva a los pacientes a las comunidades que cuenten con estos recursos. Si no se hace ninguna de las dos cosas los pacientes a los que se les da el alta seguirán teniendo altas probabilidades de recaer”.

Asimismo, Tony considera que visibilizar enfermedades como la anorexia es importante no solo a la hora de demandar más atención sanitaria, sino como forma de prevenirlas socialmente: “Es muy difícil enfrentar los TCA cuando incluso en las farmacias ves cómo se anuncian productos quemagrasas a través de hacer sentir mal a sus potenciales clientes”, denuncia. Así, el realejero siente que “todos tenemos un poco de culpa” a la hora de potenciar que otros perciban de forma negativa su propia imagen.

Decenas de kilómetros y miles de firmas para visibilizar el problema de la anorexia en Canarias

Desde subir al alto de Bolico hasta realizar varias caminatas en el Parque Nacional del Teide, sumando decenas y decenas de kilómetros entre cada ruta, esos han sido algunos hitos de este padre tinerfeño en los últimos meses. En sus caminatas, Tony Arteaga lleva puesta una camiseta en la que puede leerse que la anorexia es un TCA, rechazando frases como “come, come, come…” y recordando que no basta con lanzar estos mensajes a las personas que la padecen sino que se trata de un problema de salud mental que debe ser abordado por profesionales.

Por una medicina psiquiátrica digna y de calidad“, sentencia también una pancarta que el realejero ha mostrado en las cumbres de Tenerife que ya ha coronado, siempre acompañado de uno de sus hermanos y de su perro Hopi.

TE RECOMENDAMOS