cd tenerife

Girona-Tenerife: primera batalla de la guerra final

El primer partido de la final del 'play-off' se disputa en Montilivi, un campo de grato recuerdo para el tinerfeñismo
girona-tenerife

Primer asalto de la gran final. Llegó la hora clave para CD Tenerife y Girona FC, el momento más importante de la temporada. Como si todo lo anterior no importase o no pesase en las piernas de unos futbolistas que habrán hecho borrón y cuenta nueva antes de jugar los dos partidos más cruciales de sus carreras deportivas.


El primero se disputa esta noche en un campo de grato recuerdo para el tinerfeñismo, Montilivi. Allí, los Nino, Alfaro, Richi, Ricardo, Cristo, Juanlu, Oltra y unos cuantos más escribieron la última página más bonita de la centenaria historia de la entidad. El estadio catalán fue el escenario de su último ascenso a Primera División en 2009 con aquel mítico gol de Dani Kome. Los actuales jugadores blanquiazules se han empeñado en convertirse ellos ahora en los nuevos héroes y solo les quedan dos páginas por escribir.


Hasta la fecha han escrito de manera brillante 44 páginas. 42 para acabar siendo quintos en la fase regular y otras dos más para callar las voces de los 32.000 grancanarios que animaron a la UD Las Palmas la pasada semana. Todo eso ha servido para plantarse hoy en Girona, donde no se decidirá una eliminatoria equilibrada. No hay un favorito claro, pero sí que es obvio que hoy no se va a acabar la temporada para ninguno de los dos conjuntos. Pase lo que pase quedará el partido de vuelta, que se jugará el domingo 19 de junio en un Heliodoro tan abarrotado como entregado.


Pero antes de eso está la primera batalla, en la que los blanquiazules no se encontrarán un ambiente tan hostil como el que tuvieron en contra el pasado fin de semana en Gran Canaria. Habrá 11.810 aficionados catalanes animando al equipo entrenado por Míchel. Por nuestro bando serán muchos menos, alrededor de 300, pero estarán totalmente entregados a la causa, como demostraron los 700 que fueron al derbi.


Precisamente eliminar al eterno rival supuso para los blanquiazules una enorme inyección de moral. Vencieron en los dos partidos frente a Las Palmas, demostrando ser superiores y tener claro el concepto y la idea. Veremos si Ramis repite hoy alineación y planteamiento, que sería lo normal.


Quizás haya más dudas en los laterales. En el pasado play-off jugaron los dos diestros, Moore y Mellot, pero Ramis confía bastante en Pomares. Está sin ritmo de competición Álex Muñoz, aunque viajó con el resto del grupo, al igual que Sam Shashoua, que está en las mismas circunstancias. “Todos tienen mi confianza para iniciar el partido o ayudarnos a lo largo de él. Los encuentros son abiertos, dinámicos y cambian. Nuestra obligación es leerlo”, dijo ayer Ramis sobre el once inicial.


Son baja Pablo Larrea y Javi Alonso, aunque forman parte de la expedición, y también Sipcic, quien esta semana está jugando compromisos internacionales con la selección de Montenegro. El equipo de Luis Miguel Ramis llega a la cita avalado por sus números fuera de casa esta temporada, que le acreditan como el mejor visitante de la categoría. El equipo blanquiazul ha ganado 12 de sus 22 partidos esta temporada como visitante, mientras que finalizó la fase regular como el segundo equipo menos goleado.


Luis Miguel Ramis, después de completar ayer el entrenamiento matinal en el Heliodoro Rodríguez López, hizo oficial la convocatoria previa con la que se afrontará la importante visita de hoy. Con 22 disponibles, el míster blanquiazul convocó a todos los jugadores de la primera plantilla –además del portero Víctor- para estos primeros 90 minutos. La convocatoria al completo es la formada por los siguientes 24 jugadores: Juan Soriano, Larrea, Álex Muñoz, José León, Corredera, Mario, Javi Alonso, Elady, Shashoua, Bermejo, Sergio González, Dani Hernández, Carlos Ruiz, Pomares, Aitor Sanz, Nahuel, Enric Gallego, Rubén Díez, Andrés, Moore, Mellot, Míchel, Mollejo y Víctor.

El rival


Delante tendrá a un Girona que llega a la final con la confianza al máximo, tras remontar la semifinal ante el Eibar con un gran triunfo en el estadio más difícil de la categoría (0-2). Después de caer en la ida (0-1), necesitaba marcar mínimo dos goles en Ipurúa para mantener vivo el sueño del ascenso. Y lo hizo gracias a Borja García y el uruguayo Cristhian Stuani.
Para subir necesitará la eficacia en las áreas que mostró en Eibar, donde anotó dos tantos en cuatro remates, por los 22 de un cuadro vasco que se quedó sin ver puerta por el acierto de Juan Carlos Martín y la solidez defensiva de Santi Bueno, Bernardo y Juanpe.


El Girona presenta tres dudas en la alineación. En el carril izquierdo, con Valery Fernández o Jairo Izquierdo como alternativas, mientras que en ataque no está claro si Míchel dará entrada de inicio a Stuani, a una amarilla de la sanción. A ello se suma la lesión de Borja García, por lo que Aleix García o Samu Saiz podrían regresar al once. Ibrahima Kébé y Darío Sarmiento también se perderán el partido por lesión.


“Tenemos el 50% de posibilidades e iremos con nuestra idea a competir y hacerlo bien. Queremos realizar un buen trabajo y buscar el triunfo ya con nuestra gente”, advirtió el preparador gerundense en la rueda de prensa que ofreció ayer.

TE RECOMENDAMOS