sociedad

Alerta en la ITV: solo queda una semana para que se introduzcan cambios en la inspección

A partir del 1 de julio, se eliminan las restricciones impuestas por la pandemia del Covid-19 en el proceso de inspección técnica
ITV

Este verano cambian las cosas en las carreteras españolas. Ya lo venía avisando la Dirección General de Tráfico (DGT) porque, por ejemplo, solo queda una semana para que los coches de nueva matriculación incorporen este aparato. La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) también se ha puesto manos a la obra porque a partir del 1 de julio trae como principal cambio la eliminación de las restricciones impuestas en el proceso de inspección técnica, una consecuencia derivada de la pandemia del Covid-19. 

Estas restricciones en la inspección de la ITV tenían que ver principalmente con la comprobación del correcto estado del troquelado del bastidor y con la comprobación de la centralita electrónica del vehículo mediante el lector OBD («On Board Diagnostics»). Estos dos procesos requerían la entrada al interior del vehículo que habría desaparecido durante estos meses.

La primera de ellas hace referencia al número de bastidor o VIN que es una combinación de 17 dígitos alfanuméricos que sirven para identificar correctamente a los coches europeos. Este sistema está situado en el salpicadero del vehículo, en la luna delantera, en el chasis o en una placa del salpicante. Además, el código coincide con el número de la documentación y en la ITV se comprobará su existencia o si goza de un estado correcto.

La segunda medida que se habría eliminado pero que vuelve actualmente, es la comprobación y eficacia del sistema OBD que es el que permite la conexión con un ordenador externo a la centralita. Con ello, se identifican los errores o modificaciones no autorizadas en la centralita electrónica del control del vehículo. Así, los técnicos pueden revisar el sistema de emisiones de los vehículos con niveles EURO 5, EURO 6 y EURO VI.

TE PUEDE INTERESAR