bioplanet

La Fundación DIARIO DE AVISOS impulsa la liberación de cinco tortugas en el mar

Bajo el nombre SOS Tortugas Marinas, esta acción incluida en el proyecto Bioplanet persigue concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de proteger y defender el medio natural de los efectos de la contaminación
La Fundación DIARIO DE AVISOS impulsa la liberación de cinco tortugas en el mar
La Fundación DIARIO DE AVISOS impulsa la liberación de cinco tortugas en el mar. Fran Pallero

Cinco tortugas Caretta volvieron al mar ayer en la playa de La Nea, en Radazul, municipio de El Rosario, después de haber sido curadas de las graves lesiones que la contaminación y los residuos plásticos que pueblan el mar les provocaron hace ya meses. Esta vuelta a la vida en libertad se realizó en el marco de las acciones de concienciación que la Fundación DIARIO DE AVISOS lleva a cabo a través del proyecto Bioplanet. Las tortugas han requerido un largo tratamiento, intervenciones quirúrgicas y cuidados hasta lograr su rehabilitación en el centro La Tahonilla, especializado en recuperación de la fauna y perteneciente al Cabildo de Tenerife. Un regreso a la naturaleza lleno de emoción y esperanza que fue presenciado por el grupo de ganadores de las 30 invitaciones que la Fundación DIARIO DE AVISOS, impulsora como en anteriores ediciones de este acto, sorteó desde sus redes sociales para este especial acontecimiento.

Priscila González, directora de Proyectos de la Fundación DIARIO DE AVISOS resaltó la importancia de esta actividad, no solo por la relevancia de recuperar cinco ejemplares para la riqueza natural de nuestro mar, sino por su acción de visibilización del problema: “Esta iniciativa nace de la necesidad de promover una mayor conciencia medioambiental en la sociedad,  pretende sensibilizar acerca de la especial incidencia de la contaminación en el medio marino y en la biodiversidad. La Fundación DIARIO DE AVISOS está plenamente comprometida con el desarrollo de proyectos que impliquen un cambio de mentalidad y en la búsqueda de acciones que reviertan positivamente en el cuidado y protección del medio ambiente”.

Sara Cabello, primera teniente del alcalde de El Ayuntamiento del Rosario, participó en la actividad y destacó la magnitud de los ejemplares rescatados y el gran valor de este acto. La suelta fue captada por las cámaras submarinas de Brothers Underwater Films, especializados en este tipo de grabaciones, que colaboró con el acto registrando los especiales momentos que formarán parte de un reportaje que se hará público en próximas fechas.

La vuelta al mar es el punto final de un intensivo trabajo de protección de la especie de tortugas más común en Canarias, las Caretta Caretta o tortugas bobas. Aunque, como indicaba Alejandro Suárez, el veterinario encargado de esta rehabilitación, “de bobas no tienen nada, ya que han sido capaces de sobrevivir desde la época de los dinosaurios”. Una supervivencia que, sin embargo, ahora se ve amenazada por la contaminación que coloniza los mares, especialmente la producida por plásticos y microplásticos en sus numerosas formas: redes y aparejos de pesca, bolsas, sacos de rafia…

Alejandro Suárez explicó a los presentes la situación de peligro en que viven las tortugas, que sufren frecuentes accidentes con los plásticos que flotan en el agua, en muchas ocasiones confundiéndolos con las medusas que forman parte de su alimento.

Entre los ejemplares liberados, algunos presentaban amputaciones de sus aletas como resultado de este tipo de accidente. Explicaba además, que la concienciación acerca de este problema es la que consigue que las tortugas sean rescatadas y curadas y que esta acción no es aún extensiva a todas las otras islas de nuestro archipiélago. “En Tenerife estamos más concienciados. Ha habido días en los que se han rescatado más de cuarenta tortugas”.

Al respecto, Estephanía, una de las presentes más jóvenes, comentaba: “Hay que conseguir que el mar esté limpio entre todos. Sobre todo, no hay que tirar plásticos o hay que recogerlos cuando se encuentran”.

Tras la explicación, los presentes colaboraron directamente en la suelta de las tortugas acompañándolas en su vuelta al mar. Un momento muy especial en el que todos, niños y adultos, compartieron la emoción de ver a las tortugas regresar a la libertad y tener una nueva oportunidad para vivir la larga vida que esta especie puede llevar a cabo.

TE RECOMENDAMOS