la palma

NC desconfía de UB-CC ante el cambio de Alcaldía en Tazacorte

El actual regidor recuerda que no deben cambiar las competencias de áreas; desde Unión Bagañeta aseguran al DIARIO que cumplirán el pacto y esperan la renuncia del alcalde
El alcalde de Tazacorte, Juan Miguel Rodríguez (NC), sentado en la mesa, y su segundo, David Ruíz (UB-CC) | DA
El alcalde de Tazacorte, Juan Miguel Rodríguez (NC), sentado en la mesa, y su segundo, David Ruíz (UB-CC) | DA

En todos los matrimonios hay problemas, y los pactos políticos no son una excepción. Este es el clásico símil empleado ayer por el actual alcalde de Tazacorte, Juan Miguel Rodríguez (NC), en referencia al acuerdo suscrito tras las últimas elecciones municipales y autonómicas con Unión Bagañeta, fuerza local asociada a Coalición Canaria. Rodríguez ya debería haber cedido el bastón de mando a su socio de gobierno, David Ruíz (UB-CC), sin embargo, todavía no lo ha hecho, y para justificarlo, el regidor esbozó, al menos, un pretexto de carácter administrativo: el Ayuntamiento no cuenta con Secretaría y ha solicitado a Función Pública su reposición. No obstante, el nacionalista progresista también deslizó, en una rueda de prensa celebrada en el Salón de Plenos, cierta desconfianza hacia los aliados de CC.

Concretamente, el alcalde señaló a la estructura de las concejalías como posible punto de discordia. De acuerdo con los términos en los que se suscribió el pacto, se mantendrán de la misma manera, con la única diferencia de la Alcaldía, que debe cambiar de manos. En este sentido, Ruíz indica, en declaraciones a DIARIO DE AVISOS, que desde su formación política “hemos cumplido el pacto y vamos a seguirlo cumpliendo”. Además, reconoce que la ausencia de letrado para capitanear los plenos es un escollo importante, si bien lo fundamental para llevar a cabo la transición es que Rodríguez “renuncie”, como estaba establecido. En caso de que, por algún motivo, el dirigente de NC se mantuviera en el puesto, augura la apertura de un nuevo escenario: “Tendríamos que ver cuáles serían nuestros movimientos”.

En medio se halla el PSOE, que quedó fuera de juego tras los comicios, teniendo en cuenta la rapidez con la que llegaron a un acuerdo sendos partidos nacionalistas. De hecho, se da la circunstancia de que Juan Miguel Rodríguez fue teniente de alcalde durante varios años con UB-CC, con Ángel Pablo Rodríguez como cabeza de lista, por lo que, a efectos prácticos, se presumía natural un acuerdo entre ambas formaciones, a pesar de las distancias ideológicas existentes en ciertos puntos del programa electoral.

Las próximas semanas serán clave para dilucidar el futuro de la localidad costera por excelencia del Valle de Aridane, que a lo largo del presente mandato ha desatascado proyectos como la mejora de la depuradora de agua de El Puerto -con actuaciones para eliminar los olores emitidos por la misma-, la ampliación de la Residencia de Mayores -aumentando en 18 plazas su capacidad y modificando su entorno- o el centro de salud de El Puerto, entre otros.

LA ‘ESPINITA CLAVADA’ DE GARAFÍA, EN LA MEMORIA DE NUEVA CANARIAS

Como antecedente de problemas entre los partidos nacionalistas en La Palma se halla el caso de Garafía. En 2015, sendas formaciones políticas llegaron a un acuerdo de gobernabilidad que haría a Martín Taño (CC) alcalde y a Argelio Hernández (NC) su segundo de abordo. Sin embargo, un año más tarde el primero cesaría a sus socios, para posteriormente compartir responsabilidades con el PSOE, en concordancia con los colores que timoneaban el Cabildo en ese momento.

Esa decisión unilateral de los coalicioneros, que desembocó en acusaciones hacia Taño de presunta prevaricación en la concesión de licencias, quedó grabada en la memoria de los integrantes de NC. Basta saber en qué sentido empujará este hecho en Tazacorte, si hacia una venganza de los nacionalistas progresistas o si ambos socios cumplirán su parte: CC conservando las competencias municipales intactas y NC cediendo la Alcaldía.

TE RECOMENDAMOS