justicia y tribunales

‘Segunda oportunidad’ para un vecino de Icod: la justicia le perdona más de 72.000 euros de deudas

Los acreedores -entre otros, Cetelem, Carrefour, Santander o Wizink- no podrán reclamar ningún pago más al ya ex-deudor ni incluirlo en ficheros de morosos
Ratifican la absolución a un acusado de abusar sexualmente en Canarias a una niña de 6 años
Imagen de recurso de un juicio. Pixabay

El Juzgado de Primera Instancia N.º 2 del municipio tinerfeño ha emitido la sentencia exonerando el 100% de las obligaciones contraídas por el interesado de forma definitiva, permitiéndole empezar de cero.

La Asociación de Ayuda al Endeudamiento ha cerrado este expediente amparándose en la conocida “Ley de la Segunda Oportunidad”.

Solución definitiva a la insolvencia: Cómo cancelar todas tus deudas

El protagonista de esta historia entró en un bucle el cual no tenía fin. Este tinerfeño, originario de Venezuela, llegó a acumular créditos con diferentes entidades tanto públicas como privadas. Pronto se dio cuenta como los grandes intereses de algunos préstamos le generaban un aumento considerable de la cuota mensual a deber.

Esto generó una continua situación de estrés todos los meses al ver que llegaría el mes en el cual no pudiera pagarlo. Por ello, intentó que los bancos empatizaran con su situación y estudiaran una posible refinanciación de las deudas. Esto no fue posible dada la negativa de las entidades.

Fue entonces cuando, protegiéndose de un inminente desenlace, acudió a la Asociación de Ayuda al Endeudamiento, entidad de ámbito nacional en este tipo de casos. Tras estudiar su caso, los abogados le aconsejaron declararse insolvente y acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad.

Normalmente, las personas que no pueden hacer frente a sus deudas esperan más de lo aconsejado para solucionarlo. En este caso, la insolvencia del deudor era clara dado que no podía asumir la cuota mensual con comodidad y, además, superaba el 50% de sus ingresos, por encima del ratio de endeudamiento aconsejado por el Banco de España”, explica Pepe Domínguez, abogado de la Asociación.

Qué pasos ha dado para la condonación de la deuda

El primer beneficio obtenido por este procedimiento es el respiro económico para el deudor: se suspende toda obligación de pago a acreedores y se paraliza cualquier ejecución de embargo. Esto generó un alivio en el deudor debido a que le permitía ahorrar mes a mes.

Tras ello se iba a por uno de los dos objetivos posibles. El primero es un intento de acuerdo con los acreedores para afrontar una cantidad asumible de la deuda, demostrando la distinción de deudor de buena fe. Esto no llegó a buen puerto porque, otra vez, los acreedores eran reacios a negociar.

El ¨fracaso¨ en el intento de convenio se convirtió en una buena noticia para el deudor ya que se procedía al segundo de los posibles fines del procedimiento. Se solicitaba la exoneración del 100% de la deuda a los Juzgados de Icod de Vinos, siendo aceptado por el Juzgado de Primera Instancia N.º 2, dándole la ansiada segunda oportunidad que esperaba.

Requisitos para el perdón total de la deuda

El juez y la Administración Concursal se encargan de comprobar los requisitos necesarios para esta sentencia: insolvencia, deuda no superior a 5 millones de euros y distinción de deudor buena fe. Esto es, intento de acuerdo con los acreedores y no tener ningún delito socioeconómico.

Una vez comprobadas estas condiciones, el juez encargado del presente caso no ha tenido dudas y ha perdonado a este tinerfeño el pago de todos sus créditos de forma definitiva.

Esta resolución definitiva dictada el 6 de junio concediendo el BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho) ha supuesto dejar a este deudor libre de pagar 72.626,13 euros.

Desde entonces, los acreedores del asociado -entre otros Cetelem, Carrefour, Santander o Wizink- no podrán reclamar ningún pago más al ya ex-deudor ni incluirlo en ficheros de morosos.

No es la primera exoneración de deuda que la Asociación de Ayuda al Endeudamiento consigue en las Islas Canarias. Con esta ya son más de 500.000 euros perdonados en la en las islas durante el 2022, como los 282.502,10 euros donde los interesados, además, ganaron la batalla a la Seguridad Social.

TE RECOMENDAMOS