tribuna

Jaque mate: Así no

El ánimo revanchista que se apoderó ayer del Congreso puso de manifiesto los odios parlamentarios que tan mal consejeros son a la hora de legislar. El termómetro político, tan caldeado como la ola de calor que abrasa al país, reflejó que en esta larga antevíspera de la precampaña electoral las dos Españas amenazan con desenfundar lo peor de sus antecedentes.

Ayer, al someter el Congreso a autopsia la Ley de Memoria Democrática, los límites del recipiente democrático que acoge a todos los partidos se desbordaron innecesariamente, con una demostración desencajada y grosera de los bajos instintos del parlamentarismo.

Fue una sesión tempestuosa y bronca que alcanzó su cenit cuando un diputado de Vox enalteció a Franco por iniciar la reconciliación entre los españoles y una representante de Esquerra afirmó que la Transición fue la legalización del fascismo. Urge retomar el sentido común de la Cámara. Así, no. ¡Jaque mate!

TE RECOMENDAMOS