internacional

Un robot parte el dedo a un niño en un torneo de ajedrez

Christopher, de siete años, pudo terminar la partida al día siguiente con el dedo enyesado
Imagen de archivo de torneo de ajedrez

El ajedrez es uno de los deportes olímpicos más practicados en todo el mundo y en Rusia, a diferencia de España, cada gran torneo se convierte en un acontecimiento nacional. De allí, han salido algunos de los mejores ajedrecistas de todos los tiempos y para entrenar actualmente se utilizan robots que son tan capaces de mover las fichas como de romper dedos, como expone El Español.

La víctima del brazo robótico ha sido Christopher, un niño de 7 años que participaba en el torneo Abierto de Moscú. “El robot rompió el dedo del niño”, comentó Sergey Lazarev, presidente de la Federación de Ajedrez de Moscú, a la agencia rusa TASS. También afirmó que no era la primera competición donde se había instalado y que nunca había causado inconvenientes.

“El robot lo alquilamos nosotros, se ha exhibido en muchos lugares, durante mucho tiempo”, continúa Lazarev. Explica que el niño realizó un movimiento de fichas tras el cual hay que dejar actuar al robot sin interponerse en su camino. “Pero el niño se apresuró y el robot le agarró”.

Tal y como se puede ver en el vídeo publicado en el canal de Telegram de Baza, el chaval pronto se da cuenta de que su dedo ha quedado atrapado. A los pocos segundos se acercan varios adultos a su rescate y consiguen liberarle. No sin evitar la rotura del dedo.

“Hay ciertas reglas de seguridad y el niño, aparentemente, se las saltó. Cuando hizo su movimiento, no se dio cuenta de que primero tenía que esperar”, comenta por su parte Sergey Smagin, vicepresidente de la Federación Rusa de Ajedrez, a Baza. “Este es un caso extremadamente raro, el primero que puedo recordar”.

Christopher, quien se encuentra entre los 30 mejores jugadores moscovitas por debajo de los 9 años, pudo terminar la partida al día siguiente con el dedo enyesado. “Los voluntarios ayudaron a registrar los movimientos”, recalca Lazarev.

Al parecer, los padres pretender llevar el accidente un paso más allá en el terreno judicial. “Quieren comunicarse con la oficina del fiscal. Lo resolveremos e intentaremos ayudar a la familia de cualquier manera que podamos”.

Lazarev también tiene palabras para el fabricante del robot que ha roto el dedo al niño. “Tendrán que pensar en reforzar la protección para que esta situación no vuelva a ocurrir”.

El brazo robótico está comandado por un software especialmente desarrollado para jugar al ajedrez. Por lo que es probable que con una pequeña actualización o con la instalación de un sensor se puedan evitar estas situaciones. También queda en el aire la fuerza que puede aplicar un robot cuyo único cometido es el de trasladar sobre un tablero fichas de unos pocos gramos.

TE RECOMENDAMOS