tribuna

San Benito, orgullo de la ciudad y de sus gentes

En su pregón de las fiestas de San Benito Abad 2022, la extraordinaria soprano Candelaria González relataba que “esta ciudad vio nacer a personajes ilustres que dejaron su huella por las calles de La Laguna”, pero que “las personas más importantes de esta ciudad son las que no salen en los libros de historia, las que no cuelgan cuadros en galerías de prestigio o aparecen en los periódicos. Los vecinos más importantes son los que trabajan día a día por conseguir un sustento, […] el migrante que llegó y montó su negocio y ahora es un lagunero más”. No se me ocurre un mayor elogio para La Laguna y sus habitantes como este que deja bien a las claras nuestra condición de ciudad abierta, acogedora, de carácter optimista y emprendedor, lugar de promisión para tinerfeños y canarios de todas las Islas y de quienes llegan a nuestra tierra desde cualquier lugar del planeta.

Expresión de esa idiosincrasia lagunera son sus fiestas populares, donde la alegría, la amistad y el encuentro fraterno se conjuran en forma de parrandas, folclore, gastronomía, ganadería, producción artesana y vestimenta tradicional para hablarnos de nuestras raíces. Y pocas fiestas en nuestro calendario con el arraigo popular y el vínculo con nuestros orígenes como San Benito Abad, que hoy celebramos.

Por fin, tras dos años de espera, San Benito, y de manera especial su Romería, la única de Canarias con la categoría de Regional, se reencuentran con su gente. En las calles y plazas. En cualquier rincón de nuestra ciudad. Y así lo percibimos en el interés que vienen despertando los actos celebrados hasta la fecha: en las galas de elección de nuestra Romera Mayor y sus Damas de Honor, y de las Romera Infantil y de los Mayores; en el IV Memorial Pedro Molina, con un más que merecido reconocimiento a los oficios tradicionales del municipio y un homenaje a Pepe Rojas; en la XXXIV Gala de Exaltación a la Mujer Canaria, en la que se ha reconocido la gran labor de la astrofísica Casiana Muñoz Tuñón; en el Festival Ocho Islas, en el que La Laguna se convierte en centro musical del Archipiélago; y de manera particular en el multitudinario Baile de Magos, lugar de reencuentro por excelencia. Son ocasiones inmejorables para redescubrir una tradición que alumbraron y engrandecieron quienes nos precedieron y cuyo legado tenemos el compromiso de conservar y fortalecer.

Compromiso, sobre todo, con un patrimonio etnográfico excepcional que está muy vivo. La devoción a San Benito arraigó desde muy pronto en La Laguna vinculada a la protección de las cosechas. Cinco siglos después, el santo sigue hoy recibiendo el cariño de un pueblo que a lo largo de su historia ha sabido combinar, con naturalidad, sus raíces rurales y su riqueza agrícola con el espíritu cosmopolita, urbano y emprendedor. Esa es otra de las grandes riquezas de este municipio, donde pasado y futuro se dan la mano.

Estos días se percibe en la ciudad la devoción y el cariño que tenemos a nuestras fiestas. Se sienten las ganas de nuestros vecinos y vecinas de volver a celebrar en nuestras calles y disfrutar de estos momentos, que son cultura, que son historia y tradición viva. Hablar de San Benito es hablar de amor a nuestra ciudad, de sentimiento de pertenencia y de orgullo de ser laguneros, de ser laguneras.

Desde el Ayuntamiento de La Laguna hemos puesto todo nuestro empeño para que la ciudad luzca sus mejores galas en ocasión tan señalada. Un esfuerzo capitaneado especialmente desde la Concejalía de Fiestas, pero al que han contribuido todas las áreas municipales manera transversal, porque estamos convencidos de que las fiestas son la mejor expresión de la creatividad de un pueblo.

Son, también, expresión del amor que nuestra gente, nacida en nuestro suelo o llegada desde cualquier otro lugar, siente por esta ciudad y por sus símbolos. No hay nada más bonito que sentirse orgullo de donde se es. Así lo entendemos desde el Gobierno de La Laguna y esa es una máxima que nos guía en todos y cada uno de los actos que llevamos a cabo desde el comienzo de nuestra tarea al frente del Ayuntamiento.

Vivamos la Romería Regional de San Benito como la gran ocasión del reencuentro con nuestras tradiciones más queridas, las que mejor nos representan, como unión de pasado y futuro de nuestra gran ciudad. ¡Viva San Benito!

*Alcalde de San Cristóbal de La Laguna

TE RECOMENDAMOS