economía

Llegan las terrazas cronometradas: 30 minutos la caña

La primera ciudad en llevarlo a cabo es Barcelona, que fija el tiempo para beber un refresco, caña o cualquier otra bebida en 30 minutos; para comer es más amplio
Llegan las terrazas cronometradas: 30 minutos la caña

Aunque lo cueste creer han pasado ya casi 3 años desde el primer caso de Covid-19 en España, momento en el que las terrazas fueron tema de conversación. Esta vez lo vuelven a ser pero por un tema totalmente diferente: el límite de tiempo para disfrutar de tu consumición. Las terrazas cronometradas han llegado.

Con el buen tiempo, los españoles estamos deseando tomar una cerveza al sol y pasar ahí la mañana, tarde e incluso la noche. Pero esto se va a terminar, varios establecimientos están comenzando a establecer un límite de tiempo en mesa en función de lo que se esté consumiendo, como es el caso de Barcelona o Bilbao

Barcelona, primera ciudad en fijar límite de tiempo en terrazas cronometradas, en esta ocasión son 30 minutos para beber un refresco, caña, o cualquier otra bebida; y para comer el tiempo se extiende a una hora

Además del tipo de consumición, también se tiene en cuenta aspectos como el número de comensales. En algunos casos no se permite acceder a las terrazas si no vas acompañado e incluso, varios locales, no conceden el acceso a parejas, solo a grupos de tres o más. 

Bilbao también se ha hecho eco de estas nuevas terrazas cronometradas . Un establecimiento de la ciudad ha limitado el tiempo en mesa dependiendo del tipo de consumición. Así se puede observar en un cartel exhibido en el exterior del local: por un café tienes derecho a estar sentado 15 minutos mientras una cerveza te permite estar 25, una copa 35 minutos y un bocadillo 40 minutos.

A largo plazo, las terrazas podrían convertirse en un privilegio de pocos, razón de peso para que España pierda el atractivo de las famosas tapas al sol.

TE RECOMENDAMOS