internacional

Selfis extremos: cae dentro del cráter del Vesubio cuando trataba de hacerse una foto

El turista se asomó al cráter del Vesubio para tratar de coger su móvil, que se le había caído justo después de hacerse una foto junto al volcán
Vesubio

¿El selfi o la vida?: esta es la pregunta que se hacen muchos turistas que buscan la mejor fotografía en cada uno de sus viajes y que se plantean, incluso, jugarse la vida para conseguirla. Los selfis extremos en acantilados, edificios de grandes alturas, montañas o junto al mar embravecido no son nuevos, pero no por eso dejan de sorprendernos. El último lo ha protagonizado un joven de 23 años que pretendía fotografiarse junto al volcán Vesubio, en Nápoles.

El accidentado se trata un turista estadounidense que se encontraba disfrutando de las maravillas de Italia, como el Monte Vesubio, el fin de semana, y acabó lamentando su atrevimiento junto al volcán con unas, por suerte, heridas leves.

Y es que, el turista se asomó al cráter del Vesubio para tratar de coger su móvil, que se le había caído justo después de hacerse una foto junto al volcán.

Tanto el turista estadounidense como su familia accedieron a la cumbre del volcán, que mide 1.281 metros, tras sortear un torniquete para visitantes y caminar por un sendero no autorizado fuera de los límites permitidos. El joven descendió al cráter para recuperar el teléfono, pero perdió el equilibrio y resbaló varios metros hacia dentro.

Los guías del Vesubio fueron los primeros en acudir al lugar de los hechos y se encargaron de descender en rappel hacia el cráter para socorrer al turista. Instantes más tarde acudiría la policía al lugar para enviar un helicóptero de rescate de montaña para ayudar en la operación. El herido fue atendido por cortes y contusiones en los brazos y espalda.

Cargos contra la familia del joven accidentado en el Vesubio

El turista estadounidense y sus tres familiares que accedieron a la cumbre enfrentan cargos después de ser denunciados por la policía por invasión de una zona restringida y marcada como altamente peligrosa. Las autoridades han explicado que el sendero por el que la familia accedió disponía de señales claras advirtiendo del acceso prohibido. Será el fiscal quien decidirá si procede a una acusación formal contra la familia, según la cadena estadounidense CNN.

TE RECOMENDAMOS