Aitor Sanz pasa página y solo piensa en el nuevo curso

Aitor Sanz pasa página y solo piensa en el nuevo curso

Uno de los pesos pesados del vestuario del CD Tenerife es el capitán Aitor Sanz, que en los medios oficiales del club repasó la última hora de la actualidad blanquiazul. Dentro de dos días el CD Tenerife inicia el nuevo curso en Ipurua ante el Éibar, y Aitor ya tiene ganas de empezar a competir.

“Tenemos muchas ganas de que llegue ya el primer partido. A los futbolistas lo que nos gusta es la competición, el gusanillo de cada semana por empezar. Sabemos que es una competición difícil y será un año muy complicado pero tenemos muchas ganas de que llegue el primer partido y ver cómo reacciona el equipo y competimos”.

El curso pasado el representativo hizo una gran temporada a la que solo le faltó la guinda del ascenso. El mediocentro madrileño da carpetazo a lo ocurrido el curso anterior y se centra en lo que está a la vuelta de la esquina.

“Fue un año muy bonito, la comunión fue total hasta el final. La ciudad se volcó y se notaba en el ambiente. Fue un camino difícil, hicimos cosas importantes, estamos orgullosos del trabajo que hicimos. Ahora mismo no sirve de mucho mirar al pasado, no sirve de nada, Es un campeonato híper difícil con equipos de gran entidad y presupuestos muy superiores. Iremos en nuestra línea, trabajando con humildad sin creernos mejores ni peores que nadie, y peleando cada partido a muerte como si fuera el último”.

Unión con la afición

Aitor Sanz desea mantener, y si es posible acrecentar, la simbiosis equipo-afición que surgió en las dos eliminatorias de ascenso. “Se ha creado un ambiente de pertenencia y de orgullo al equipo. Es muy positivo, vamos a intentar mantenerlo y hacerlo crecer. La gente está volcada con el equipo, se siente orgullosa de pertenecer a estos colores. Nuestro trabajo es darles ilusión y devolverles todo lo que nos dan”.

El capitán blanquiazul fue tajante cuando fue cuestionado por el apoyo sin fisuras con el que cuenta el entrenador, Luis Miguel Ramis, por parte de la plantilla. “Estamos convencidos de que el camino que nos marca el cuerpo técnico es el adecuado para un equipo como nosotros. Encajamos a la perfección, después esto es deporte y la competición te pone donde te pone”.

Por último, el CD Tenerife vivió el pasado lunes un día histórico al cumplir 100 años de su fundación. “Fue un día muy especial para todos los que formamos parte de esta familia y sentimiento. Es un orgullo llevar el brazalete de capitán. Es una responsabilidad alta que llevo con orgullo y dignidad para dejar los valores del club lo más alto posible”, apeló el capitán del representativo.

TE PUEDE INTERESAR