violencia machista

Ingresa en prisión el presunto asesino de Abigail, entre la repulsa de la calle

La violencia de género se ha cobrado la vida de 100 mujeres y 8 menores en las Islas desde 2003
Ingresa en prisión el presunto asesino de Abigail, entre la repulsa de la calle

Un centenar de mujeres han muerto en el Archipiélago víctimas de la violencia machista desde 2003. La última en sumarse a esta fría estadística es Abigail González, que murió a manos de su expareja el pasado viernes en pleno centro de Santa Cruz, en la calle Alfaro.

Allí la apuñaló mortalmente en el cuello para luego huir de la zona en su vehículo. La Policía Nacional y la Local lo detuvieron en su domicilio de Chamberí. Ayer la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, imputado por asesinato. Centenares de personas se concentraron anoche en la plaza de la Candelaria, de Santa Cruz, convocadas por el Foro contra la Violencia de Género.

Las muestras de repulsa contra este crimen se multiplicaron ayer por todo el Archipiélago. Ayuntamientos, el Cabildo de Tenerife, el Gobierno de Canarias, la Delegación del Gobierno, y la ciudadanía en general se quisieron sumar a los minutos de silencio que se sucedieron a lo largo de la jornada. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, lamentó que sean ya “100 vidas de mujeres y ocho niños y niñas las que el machismo nos ha arrebatado desde el año 2003”, indicó durante la lectura de un manifiesto como protesta por el asesinato de Abigail.

Torres avanzó que el Gobierno de Canarias ha tomado la decisión de “no poner el contador a cero” al comenzar cada año y seguir nombrando a cada víctima de violencia, mujeres y menores, ya que entiende que “de lo contrario sería invisibilización y olvido”. Porque, como el presidente apuntó, “este asesinato no es un hecho aislado y si bien el feminicidio es la demostración más extrema de violencia, no es el único ejemplo, pues vivimos en una sociedad profundamente desigual, cuya estructura social fomenta todo tipo de discriminaciones y violencia contra las mujeres: físicas, económicas, psicológicas, sexuales”. “En Canarias no daremos ni un paso atrás en la lucha ante una realidad que golpea de nuevo a nuestra sociedad con el asesinato de Abigail”, concluyó.

A las puertas del Cabildo de Tenerife se guardó otro minuto de silencio en un acto que estuvo presidido por la consejera de Presidencia, Berta Pérez, quien insistió en la necesidad de “concienciar a la ciudadanía de que esta es una lucha permanente en la que debemos involucrarnos toda la sociedad”. Junto a ella, la consejera insular de Acción Social, Marián Franquet, lamentó el hecho de que “a día de hoy todavía haya gente que se cuestione la efectividad y la necesidad de tener una legislación específica que proteja a las mujeres de casos tan terribles como el ocurrido el viernes”.

La última de las concentraciones de repulsa tuvo lugar ayer en la plaza de la Candelaria, donde el Foro contra la Violencia de Género convocó a la ciudadanía a mostrar su rechazo al crimen cometido contra Abigail, una concentración que reunió a cientos de personas.

Un crimen que la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género confirmaba ayer como machista, y apuntaba que la víctima no tenía hijos ni hijas menores de edad. Tampoco existían denuncias previas por violencia de género contra el presunto agresor, que se acogió a su derecho a no declarar. La magistrada le imputa un delito de asesinato.

Una imputación en relación a los hechos ocurrido el pasado viernes, poco antes de las tres de la tarde, cuando la sala operativa del 1-1-2 recibió una alerta en la que se informaba de que una mujer de 34 años había sido apuñalada.

TE RECOMENDAMOS