el tiempo

La Laguna y Santa Cruz acusan unos chubascos intensos, pero breves

El hundimiento de una calle, único suceso de gravedad más allá de los clásicos desbordamientos al rebosar los desagües
La Laguna y Santa Cruz acusan unos chubascos intensos, pero breves
La Laguna y Santa Cruz acusan unos chubascos intensos, pero breves

La llegada a Canarias de una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) provocó ayer chubascos intensos, aunque breves en zonas de Tenerife, La Palma, El Hierro y Gran Canaria, isla que ya padeció los efectos de tales precipitaciones el pasado domingo, cuando se inundaron dos carriles de la GC-1 tras una tromba de agua en Telde.

Ayer, el principal perjudicado fue el término municipal de La Laguna, si bien lo cierto es que las incidencias, por numerosas que fueran (unas 60, según fuentes del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad -Cecoes- del Gobierno de Canarias), solo tuvieron particular relevancia en el lagunero barrio de La Candelaria, donde el hundimiento del firme de una calle arrastró un turismo al agujero provocado, mientras que se espera al informe de los técnicos sobre los posibles daños acaecidos en una vivienda adyacente. Hoy es la ciudad de los adelantados la que ve cómo el agua ha causado numerosas incidencias en el municipio, sobre todo en las carreteras.

Al llegar la tarde

Por lo que respecta a Tenerife (Isla más perjudicada ayer por la lluvia), aunque durante la mañana ya cayó agua en términos municipales como Granadilla o Güímar, fue a primeras horas de la tarde cuando tales precipitaciones empezaron a tener serias consecuencias al convertirse en chubascos intensos sobre el área metropolitana, si bien fue en el municipio de la Ciudad de Los Adelantados donde tuvieron lugar la mayoría de incidentes registrados por el Cecoes.

En este sentido, fue en la confluencia de la calle de San Juan con la de Santa Gemma Galgani de dicho barrio donde el suelo terminó cediendo para desgracia tanto del propietario del turismo en cuestión como por la inquietud de los vecinos del inmueble adyacente, a la espera de que los técnicos de Urbanismo apreciaran hasta qué punto resultó afectado, como informaron fuentes municipales. En principio, no se advierten daños estructurales, por lo que no se procedió al desalojo del edificio. Ni qué decir que la vía en cuestión fue cerrada al tráfico desde el primer momento.

De resto, todos los incidentes acaecidos están relacionados con la ausencia de mantenimiento en infraestructuras públicas, al rebosarse tanto alcantarillas como al inundarse vías y calles por una lluvia que, siendo intensa, tampoco supuso unas precipitaciones tan notables como para que circular por las mismas en esas horas se convirtiera en todo un carrusel de obstáculos para los sufridos usuarios.

Cabe destacar en tal sentido lo sucedido en el túnel de La Chumberas, donde grandes charcos llegaron a ocupar parte de uno de los carriles, concretamente, el que discurre en dirección hacia Santa Cruz y que llegó a recordar las crónicas anegaciones del que conduce al HUC desde Taco, felizmente resuelto tras más de un lustro con la corrección de los errores cometidos en su diseño inicial.

Tampoco escapó la salida de la Vía de Ronda, dirección sur, donde a la altura del Instituto Pérez Minik llegó a ser imposible circular en algún momento de la jornada.

Donde siempre

Aunque como sabe cualquier tinerfeño, en lo que va de siglo -como mínimo- no hace falta que llueva para que se colapse la TF-5, tal y como ocurrió a cuenta del agua caída a la altura de La Laguna y desde Guamasa -donde había poca visibilidad y arreciaba una intensa lluvia- en dirección a la capital, un atasco que no se alivió hasta superar la altura del Hospital de la Candelaria, zona en que también se formaron enormes charcos en la conocida popularmente como la autopista del Norte, por no hablar de las cascadas de agua que caían al pasar por Las Chumberas.

Por la capital

En cuanto a la capital, el Centro de Coordinación Operativa de Santa Cruz (Cecopin) informó de que fueron unos 25 los incidentes por las lluvias, prácticamente todos consistentes en, nuevamente, saltos de alcantarillas, charcos que precisaron achique, algún semáforo sin fluido eléctrico, cables sueltos y problemas de tráfico. Eso sí, los daños más importantes se produjeron en una vivienda que se inundó con motivo de las lluvias, a la par que hubo que achicar agua en el local de la asociación de vecinos Cuesta Piedra.

La Palma

Por lo que respecta a La Palma, la lluvia provocó tan singular fenómeno como es que la ceniza originada por la erupción del volcán en Cumbre Vieja se volviera a regar por media Isla, si bien es verdad que fue en una cantidad insignificante para lo que han tenido que sufrir los palmeros por esta causa durante buena parte de los 85 días en los que la Naturaleza les recordó, en la más bonita de sus Islas, el por qué existen las Canarias.

TE PUEDE INTERESAR