economía

El cuatripartito explora bajadas fiscales selectivas y más ayudas

Rodríguez recalca que los Presupuestos autonómicos para el próximo año están “en proceso de construcción” y estarán en consonancia con el Gobierno central y la CE
Román Rodríguez comparece ante la Comisión de Presupuestos y Hacienda del Parlamento de Canarias.
Román Rodríguez comparece ante la Comisión de Presupuestos y Hacienda del Parlamento de Canarias. DA

DA/Efe.| El Gobierno de Canarias está evaluando la posibilidad de incluir ayudas directas y bajadas fiscales selectivas para los Presupuesto de 2023, según anunció ayer el vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, en el Parlamento, en donde la oposición le pidió una rebaja general de impuestos.

La diputada de CC-PNC-AHI Rosa Dávila propuso reducir coyunturalmente el IGIC del 7% al 5%, ante lo que Rodríguez respondió que, si se lo piden los ayuntamientos y cabildos, a los que se destina el 58% de la recaudación del IGIC por un 42% para la Comunidad Autónoma, está dispuesto a entrar a discutirlo. “Pero ni un solo alcalde ni alcaldesa me lo ha pedido”, precisó.

Ante el planteamiento de Vidina Espino (grupo Mixto) de que doble las deducciones fiscales para la compra de material escolar a las familias desde los 5 millones actuales a 10 millones en las cuentas públicas de 2023, el vicepresidente dijo que no se descarta ninguna medida. Sin embargo, insistió en que los Presupuestos del próximo año están “en proceso de construcción” y que las medidas estarán en consonancia, “como hasta ahora”, con las que apliquen el Gobierno central y la Comisión Europea.

Fernando Enseñat (PP) sugirió que se rebajen el IRPF y los impuestos del bloque del REF, ya que los canarios están haciendo “el mayor esfuerzo fiscal de los últimos diez años”. Román Rodríguez le replicó que Canarias tiene la menor presión fiscal de Europa, no ha subido los impuestos en esta legislatura y ha bajado la deuda, pese a lo cual el Presupuesto autonómico inicial ha aumentado un 23,28% en el conjunto del mandato. El consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos puso como ejemplo de buena gestión el reparto de la totalidad de los 1.140 millones de euros en ayudas a autónomos y pequeñas y medianas empresas para contrarrestar la crisis pandémica, en contraste con el resto de las regiones excepto Baleares, que tuvieron que devolver prácticamente la mitad de esos fondos.

En cuanto al aumento de recaudación fiscal del bloque del REF, derivado de la inflación y la recuperación económica, Rodríguez calibró que serán 320 millones más de lo previsto, de los que 200 millones son para los cabildos y los ayuntamientos y 120 millones para la Administración autonómica, insuficiente para cubrir los 500 millones de gasto adicional en los que incurre el Ejecutivo por la inflación. Las facturas de electricidad de la Comunidad Autónomas para colegios y hospitales estaban calculada en 23 millones y el gasto va ya por 53 millones.

Iñaki Lavandera, del PSOE, acusó a la oposición de practicar el “populismo fiscal” en la comunidad autónoma con menor presión fiscal mientras elimina impuestos a los ricos allá donde gobierna, como en Andalucía y Madrid.

Esther González, de Nueva Canarias, expuso que el incremento de ingresos fiscales no cubre ni la quinta parte del aumento de los gastos para los servicios y las prestaciones públicas. Francisco Déniz, de Sí Podemos Canarias, recordó que la prioridad del cuatripartito en el gasto público es el mantenimiento de los servicios y las prestaciones para la mayoría social. Melodie Mendoza, de ASG, apuntó que los ingresos fiscales adicionales no previstos no son “un cheque en blanco”.

TE RECOMENDAMOS