sanidad

Unos 330 mayores siguen en los hospitales canarios pese a tener alta médica

El consejero regional de Sanidad afirma que este no es un problema nuevo y que se trata de un asunto “complejo”
ANCIANO MAYORES TERCERA EDAD
El consejero de Sanidad, el cuarto por la izquierda, ayer. DA

Unos 330 mayores que han recibido el alta médica continúan hospitalizados en el conjunto de Canarias porque no tienen quién se haga cargo de ellos en sus domicilios, ha informado este viernes el consejero de Sanidad del Ejecutivo autonómico, Blas Trujillo.

A preguntas de los periodistas tras una visita al Hospital Universitario de Canarias, el consejero ha subrayado que esta situación no es nueva, pues en la década de los 80 del siglo XX, cuando era miembro de la comisión provincial del Insalud, ya existía este mismo problema.

Son pacientes que han recibido el alta médica pero continúan en su cama hospitalaria, lo que además condiciona “de manera clara” toda la actividad asistencial, ha destacado Trujillo.

“Estamos haciendo un esfuerzo increíble, como nunca, para bajar las listas de espera y luego nos encontramos con determinadas ocupaciones de plazas por parte de personas que no tendrían que estar ocupando esos recursos en principio, por ellas mismas, pues deberían estar en otros espacios para recibir la atención que les corresponda”, ha lamentado el consejero.

Aunque el asunto es “complejo” se ha conseguido desplazar a los recursos adecuados a unas 200 personas pero, ha continuado Blas Trujillo, esto es “un entrar y salir”.

La casuística además es “tremendamente variada y compleja”, pues hay casos de personas de mucha edad que si retornan a su domicilio deberían estar al cuidado de otras personas “que tienen aún más edad o que tienen tantos problemas” como ellos.

También hay casos de personas que están tramitando la dependencia o incluso que están inmersas en procesos judiciales, esto es, una realidad “muy compleja” en la que la parte sanitaria está intentando “aportar lo que podemos”, pues es el ámbito sociosanitario el que tiene que dar respuesta “a esta realidad que condiciona de manera notable la actividad asistencial”, ha puntualizado Trujillo.

Asimismo, cuestionado por el colapso en determinados servicios sanitarios como urgencias, el consejero autonómico ha aseverado que siempre que hay un pico de demanda “todos nuestros hospitales se ven en situación difícil”, como previsiblemente ocurrirá con la gripe.

Los centros hospitalarios han tenido la mayor incidencia provocada por la pandemia de coronavirus justamente este año, desde el primer trimestre y casi hasta la llegada del verano, ha explicado el consejero, y esta situación ha “tensionado” los recursos que, “lógicamente, tienen unos ciertos límites”, al tiempo que ha incidido en que Sanidad está haciendo “todo lo posible por incrementar la oferta” asistencial.

En cuanto a las críticas efectuadas por trabajadoras del Servicio Canario de la Salud (SCS), que han afirmado que deben ocultar su embarazo para evitar ser despedidas, el consejero ha dicho que los casos de quejas que ha visto correspondían a 2018 y 2019.

Ha especificado Blas Trujillo que la dirección del SCS aprobó una instrucción en 2018 en la que señalaba expresamente que un embarazo o una incapacidad temporal no pueden ser una razón para que a alguien no se le renueve el contrato.

“No sé si alguna gerencia está haciendo una mala práctica de esa instrucción pero no me consta. En todo caso, la instrucción está dada y eso no debería producirse”, ha concluido el consejero de Sanidad.

TE PUEDE INTERESAR