político

Domínguez: “El ‘sorpasso’ a CC es un objetivo claro de PP”

El presidente regional del PP asegura al DIARIO que no se cerrará en banda para conversar con los demás tras las elecciones
El presidente regional del PP, Manuel Domínguez. Fran Pallero
El presidente regional del Partido Popular (PP), Manuel Domínguez. Fran Pallero

Tiene ante sí la oportunidad de afrontar un reto formidable: convertir al PP en el partido de referencia en Canarias, algo inédito en esta Comunidad Autónoma donde los populares siempre se han visto relegados por Coalición Canaria y PSOE. Lo cierto es que apunta maneras, porque ha sabido aprovechar el fiasco de los nacionalistas como partido de oposición en la Cámara regional y, durante esta legislatura, ha sido él la máxima referencia de los críticos con el Gobierno cuatripartito. Exitoso alcalde de Los Realejos durante 15 años, su elección como presidente del PP isleño en enero pasado lo sitúa en puertas de unas elecciones en las que aspira a llevar a su partido a cotas hasta ahora impensables para dicha formación. Porque, como dijo al tomar las riendas regionales de la misma, Manuel Domínguez (Caracas, 1974) trabajará como un “jabato” para que el Partido Popular gobierne y se dejará “la piel” para conseguir “una Canarias mejor”.

-No es por meterle presión, pero a nadie se le escapa que usted es uno de los tres únicos candidatos con posibilidades reales de presidir Canarias a partir de mayo. Porque usted sale a ganar, ¿o me equivoco?

“(Sonríe). Siempre me gusta tener claros los objetivos, y la verdad -como he reconocido en varias ocasiones- no me gusta perder ni al parchís. En este sentido tengo experiencia, porque en Los Realejos mucha gente dudaba cuando me presenté por primera vez y finalmente fui elegido como alcalde. En cierto modo, ahora se repite la historia: no pocos lo cuestionan, pero estoy convencido de que tenemos posibilidades, porque ahora mismo hay solo tres opciones en cuanto a la Presidencia de Canarias, y creo que podremos llegar a conseguirlo”.

-El reto es formidable, porque supondría romper el techo histórico del PP en las Islas, donde solo ha logrado estar en el Gobierno como apoyo de otro partido…

“Es verdad. No es fácil, pero tampoco he tenido un camino sencillo durante mi trayectoria política. Ya me decía mi padre en 2003: ‘Hijo, ¿cómo se te ocurre presentarte con el Partido Popular? ¡Si lo hubieses hecho por otra formación serías alcalde desde el día siguiente!’. Pero el tiempo me ha dado la razón. Reconozco que no ha sido sencillo, insisto, pero tanto entonces como ahora se trata de una cuesta que hay que subir, y a eso ya estoy acostumbrado”.

-¿Realmente está acostumbrado a conseguir lo que nadie ha logrado anteriormente?

“Es lo que ha pasado. He sido el primer alcalde de Los Realejos que ha logrado el Partido Popular, como también fui el primer diputado nacional del PP de ese municipio. Y ahora soy el primer presidente de nuestro partido en Canarias procedente de Tenerife, al igual que es la primera vez que el Partido Popular presenta al Gobierno de Canarias a un candidato de esta Isla. Ahora me toca de nuevo hacer historia, y espero que así sea, y lo digo con los pies en el suelo y con toda la prudencia y humildad del mundo”.

-La última entrega del Sociobarómetro deja al PP prácticamente en empate técnico con CC, mientras que a usted se le valora mejor que a Fernando Clavijo, pese a tratarse este de un expresidente…

“(Sonríe de nuevo) Ya se sabe que encuestas hay para todos los gustos y para todas las intenciones. Pero la única encuesta que vale de verdad es la del día a día, la de la cohesión interna en un partido que lo ha pasado mal, la de la valoración en la calle de que el Partido Popular está en alza, no solo en toda España sino particularmente en Canarias. He empezado a hacer lo que prometí cuando era candidato a la Presidencia del PP de Canarias, que era darle músculo y cohesionarlo para así demostrarle a la ciudadanía que no solo contamos con un gran equipo sino también con un gran proyecto. Ese mensaje está empezando a calar en la sociedad porque se nos perciben como buenos gestores, que es lo que se le demanda al Partido Popular y es lo que les vamos a ofrecer. Ya la cohesión y el músculo están demostradas, pero queda un largo trecho hasta mayo para seguir convenciendo a cada vez más gente de que haremos bien las cosas”.

-Ustedes tendrán sus propias encuestas internas…

“Lo que le puedo decir es que todas las encuestas reflejan lo mismo. Lo primero, que Canarias será gobernada por un pacto; segundo, que el actual cuatripartito no podrá reeditarse; y tercero, que el Partido Popular está en condiciones de conseguir ese sorpasso y somos claros candidatos a llegar a la Presidencia del Gobierno. Así lo reflejan todas las encuestas, a pesar de que en mi opinión en alguna se nota que ha pasado por la cocina…”.

-El PP solo tiene dos vías para lograr ese objetivo y a priori la más factible es pactar con CC, pero para la Presidencia tendrían que superarles en votos, ese ‘sorpasso’ que acaba de citar…

“Es un objetivo claro, sin lugar a dudas. El Partido Popular es un partido de gobierno y en Canarias se tiene que comportar como tal. No podemos disimular esa situación y lo estamos intentando trasladar a la ciudadanía. Tenemos que aprovechar cada ocasión para pedirle a los canarios una oportunidad. Esta tierra se ha gestionado desde otras visiones ideológicas, y creo que el Partido Popular ha demostrado a lo largo de la historia su capacidad de gestión, que es lo que le hace falta a Canarias en este momento, porque los tiempos que vienen no van a ser fáciles y hacen falta buenos gestores”.

-¿Gobernar Canarias de forma diferente a como lo han hecho hasta ahora CC y PSOE será un mensaje fundamental para su campaña?

“Sí. Se ha demostrado cómo presiden tanto Coalición Canaria como el Partido Socialista, y ahora falta por comprobar cómo lo puede hacer el Partido Popular, y explicarlo es la labor en la que nos encontramos en este momento. Desde luego, la ciudadanía es consciente de que el PP sabe gestionar y que es la alternativa para cambiar Canarias, y eso se palpa en la calle pero también lo perciben desde otras formaciones, y por eso reaccionan con algunas artimañas políticas”.

-¿Hasta qué punto ha reforzado su imagen como candidato a la Presidencia la orfandad de CC en el Parlamento de Canarias dada la ausencia de Clavijo?

“Creo que nos hemos convertido en el líder de la oposición sencillamente porque el Partido Popular ha demostrado nuestra forma de cumplir con esa función a la hora de presentar iniciativas y de expresar con claridad nuestros planteamientos, estemos en contra o consideremos que es bueno las Islas. El PP de Canarias tiene una línea de actuación concreta, inequívoca e invariable; otras formaciones políticas que también están en la oposición han titubeado a lo largo de esta legislatura mientras nosotros hemos sido firmes, especialmente en los últimos meses, porque el rumbo lo tenía claro desde el minuto uno. Eso se vio en el último debate sobre los presupuestos, donde resultó evidente el liderazgo del PP respecto a la oposición”.

-Retomando el hilo, la otra vía para que el PP alcance la Presidencia es pactar con el PSOE, algo inédito en las Islas si bien es cierto que fue el veto de Ferraz lo que impidió en dos ocasiones que se produjera. Dada la crisis actual, ¿sería capaz de entenderse con los socialistas en aras de garantizar la gobernabilidad del Archipiélago?

“Aunque no me gusta hablar de posibles pactos futuros porque considero que en cierto modo es una falta de respeto a los ciudadanos, siempre he manifestado que creo en los pactos globales y en los pactos parciales. Hay que tener altura de miras, pero tampoco hay que llegar al Gobierno a cualquier precio. Dicho de otra manera, el Partido Popular está abierto a la negociación con cualquier otro partido (exceptuando Podemos) para hablar de aspectos globales, es decir, para garantizar la gobernabilidad global formando parte de un gobierno, o parciales si con ellos se mantiene la estabilidad política necesaria para el desarrollo de esta tierra. Porque cuando los ciudadanos depositan su voto lo hacen para que, tanto en el Parlamento de Canarias como en el Gobierno, estemos personas que piensen en ellos. De ahí que el PP no se va a cerrar en banda a la hora de conversar con los demás el día después de las elecciones”.

-¿Qué asuntos esenciales para Canarias considera que se pueden mejorar si se aplicasen sus propuestas?

“Lo primero es el empleo. Hay que tener claro que lo que crea puestos de trabajo es la iniciativa privada y por lo tanto Canarias, con su régimen económico y fiscal, con sus ventajas, tiene que ser un polo de atracción para la inversión, y no como sucede en la actualidad donde apenas se invierte, principalmente, por la inseguridad jurídica. Hay que evitar que existan tantas leyes y así garantizar esa seguridad jurídica para que la inversión llegue a esta tierra. En segundo lugar, aunque igual de importante, hay que hablar de la sanidad. Aunque hoy hay más dinero que nunca, sigue siendo uno de los principales problemas para los canarios. En este caso apostamos directamente por una mejor gestión, porque recursos hay. Y en tercer lugar está el tema de los impuestos. No parece normal que al Gobierno le sobre el dinero porque ha tenido superávit durante los últimos tres años, y en una situación así lo mejor es dejar que esos euros estén en los bolsillos de los ciudadanos y no en los bancos”.

-Nadie duda de que Canarias necesita más inversión, como usted dice, para continuar con su desarrollo, pero hay un debate abierto entre la ciudadanía para que ese desarrollo sea compatible con el respeto al medio ambiente. ¿Cómo se consigue eso?

“La mejor protección que puede tener el medio ambiente es que las leyes no sean interpretables y que no hayan enfrentamientos entre las distintas administraciones, porque la interpretación de la ley siempre lleva a la confusión. Ante esta inseguridad jurídica que existe en la actualidad, la protección del medio ambiente no está garantizada, y seguirá siendo así por muchas leyes más que hagamos o más iniciativas que se planteen, porque hace falta un cambio que permita que las leyes sean realmente efectivas. Por citar un ejemplo claro, no es de recibo que un Ayuntamiento tan importante como el de Santa Cruz de Tenerife se esté gobernando con un plan general que, si bien recuerdo, fue aprobado en los años noventa o incluso antes”.

-Ya aclaró en su día el presidente estatal de su partido, Alberto Núñez Feijóo, que usted tenía plena libertad para decidir sobre las candidaturas, y desde entonces parece que ha optado por una amplia renovación. ¿Por qué tanta novedad?

“Porque para fortalecer ese músculo del que hablábamos al principio hace falta recuperar a quienes se habían ido porque les habíamos defraudado de una u otra manera. Pero también hay que abrir las puertas para la incorporación de nuevos talentos y nuevas ideas desde la sociedad. Porque al final los políticos somos parte de la sociedad y la savia nueva brinda ilusión y otras perspectivas. Por último, hay que mimar a los que nunca se han dejado llevar por los cantos de sirenas. A todo eso me comprometí cuando asumí la Presidencia de este partido”.

-¿Cómo valora la insoportable crisis migratoria en las Islas?

“Canarias tiene un gravísimo problema con la inmigración pero del que no quiere hablar ni el Gobierno de Canarias ni el central, porque saben que es una papa caliente. Si esto estuviera pasando en el País Vasco o en Cataluña, habría sido combatido antes y con mayor contundencia y perseverancia. Pero como es en Canarias. Parece ser que no es un problema, y nada más lejos de la realidad. El año pasado fallecieron más de 4.000 personas intentando llegar a nuestras costas, pero por ejemplo en Lanzarote hay un radar que costó seis millones de euros y que tres años después sigue sin entrar en funcionamiento”.

-¿Es consciente del hartazgo entre la gente ante la desmesurada crispación política, por mucho que el tono en Canarias sea más moderado?

“A mi juicio, el principal motivo de la bronca que hay hoy en día obedece a dos causas. Primero porque la llamada nueva política, los que se han incorporado con formaciones surgidas en los últimos años, son los que lo han crispado todo, al oponerse a todo y a soliviantar a la sociedad. Y en segundo lugar porque hay una persona, que no me refiero a un partido y concretamente al PSOE, que es Pedro Sánchez, quien ha sido capaz de negociar con los que han usado las armas y con los que quieren dividir a España, únicamente y exclusivamente con el objetivo de permanecer en el poder”.

TE PUEDE INTERESAR