sociedad

Un documental por la memoria de Javier Fernández Quesada

Iván López, periodista y cineasta, necesita 8.000 euros de financiación para que vea la luz la cinta, basada en el asesinato del joven, en la Universidad de La Laguna, el 12 de diciembre de 1977
Iván López, en las escaleras del Paraninfo de la ULL
Iván López, en las escaleras del Paraninfo de la ULL, donde sucedieron los hechos CEDIDA

La memoria, en muchas ocasiones, es tristemente frágil. De ahí la importancia de recordar y mantener el legado de nuestro pasado. Javier Fernández Quesada, con solo 22 años, fue asesinado el 12 de diciembre de 1977 en las escaleras del Paraninfo de la Universidad de La Laguna cuando se manifestaba en apoyo de las reivindicaciones de una huelga general. Nunca se supo el nombre de su asesino, la investigación tuvo muchas -demasiadas- sombras, pero en aquel asalto de la Guardia Civil, Javier, estudiante de Biología nacido en Gran Canaria, perdió la vida.

Iván López es cineasta y periodista. Cuando en 2008 fue inaugurado en La Laguna el parque Javier Fernández Quesada asistió “por curiosidad” al acto, a partir de ahí la historia del joven lo atraparía, comenzando a investigar, a tocar puertas, a buscar certezas entre tantas dudas: “Cuando estudiaba en la ULL es cierto que escuchaba hablar mucho de él y me animé a investigar. Desde el principio vi, no solo el suceso, sino al Javier Fernández Quesada en su lado personal, vi cómo al familia vivió el luto y lo que supuso que nunca se encontrara al culpable”.

Así nace Quesada, La verdad del silencio, un documental en el que Iván López ha invertido, con pasión y curiosidad, 13 años de su vida: “Mi primer objetivo era poder llevar a cabo un encuentro entre Luis Mardones, gobernador civil de la época, y la familia. Al ver que sería imposible comencé a entrevistar a mucha gente, personas vinculadas al suceso, personalidades de la época…”.

En ese recorrido, Rosa Burgos, que perteneció al Cuerpo Jurídico Superior de la Administración de Justicia y es autora del libro El sumario Fernández Quesada y La bala que cayó del cielo, ha sido parte fundamental para “ayudar a construir” el documental: “Existen muchas lagunas, muchas dudas en la investigación. Por ejemplo, puede verse cómo un experto en autopsias me relata que hay problemas en las que se le realizó a Javier”.

Quesada, la verdad del silencio

Necesita financiación

Al tratarse de un documental independiente, es fundamental alcanzar la financiación necesaria, en este caso, 8.000 euros. Es la cantidad que Iván López necesita para la postproducción: “Me he dirigido a algunas instituciones públicas, por el valor que tiene este documental para nuestra memoria democrática, pero todos me han dicho que no pueden”.

Resulta paradójico, porque en aquellos años, en los que hasta cuatro personas murieron en Canarias de forma violenta en crímenes relacionados con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el asesinato de Javier Fernández Quesada marcó a toda la sociedad: “En el documental se hace un análisis exhaustivo de todo lo que ocurrió allí, también de lo que sucedió en los días sucesivos, con La Laguna sitiada por agentes de la Policía Nacional que, incluso, tuvieron que ser trasladados desde la Península, aquello duró tres días. Es, sin duda, el material audiovisual más completo que se ha hecho de lo que sucedió con Javier”.

En Quesada, La verdad del silencio, se reconstruye, no solo el periodo posterior al asesinato, sino la infancia de Javier, cómo vive su juventud y qué sucedió aquel fatídico día, poniendo especial énfasis en la investigación, en todas aquellas dudas que surgieron, aquellos espacios con más sombras que luces.

Rosa Burgos, autora de dos libros acerca de los sucesos del 12 de diciembre de 1977

El autor material del disparo

Muchos se siguen preguntando quién fue el autor material del disparo que acabó con la vida de Javier Fernández Quesada; otros muchos, callaron. La realidad es que se montó una comisión de investigación que, lejos de aclarar las cosas, dejó la sensación de generar más dudas: “Leyendo el sumario del caso, que me proporcionó Rosa Burgos, con las declaraciones de la comisión de encuesta, la conclusión a la que he llegado es que se hizo para salir del paso. No digo que se quisiera encubrir, sino que la sensación es que estuvo hecha para eso, salir del paso”.

Iván López, tras años y años investigando, lo tiene muy claro: “A los largo de 45 años nadie ha querido dar el nombre del autor material. Y estoy seguro de que hay gente que lo sabe, por eso el título de Quesada, La verdad del silencio. ¿Si yo lo sé? No, pero, claro, sí tengo sospechas. En el documental un testigo al que entrevisto confirma que una persona lo vio allí, pero no si fue la que disparó o no. He esperado para ver si podía saber ese nombre, estoy cerca, pero creo que, en todo caso, el asesino ya ha muerto”.

El trabajo de Iván necesita de esos 8.000 euros para poder concluir su trabajo, pero también, todos, para conocer nuestro pasado reciente, para que la memoria no sea tan frágil.

La madre de Javier forma parte de los valiosos testimonios del documental

TE PUEDE INTERESAR