Israel asedia a una Franja de Gaza casi incomunicada

Israel asedia a una Gaza casi incomunicada

La Media Luna Roja Palestina (PRCS, por sus siglas en inglés) ha alertado este viernes de que ha perdido “completamente” el contacto con la sala de operaciones en la Franja de Gaza y todos sus equipos allí debido a los cortes de las comunicaciones fijas, móviles e Internet, de los que acusa a las autoridades israelíes.

“Estamos profundamente preocupados por la capacidad de nuestros equipos para continuar brindando sus servicios médicos de emergencia, especialmente porque esta interrupción afecta al número central de emergencias 101, y dificulta la llegada de ambulancias a los heridos”, ha manifestado el organismo en sus redes sociales.

Asimismo, la PRCS ha trasladado su profunda preocupación por la seguridad de los equipos sanitarios que trabajan en la Franja de Gaza debido a los “continuos e intensos ataques aéreos israelíes las 24 horas del día”, que demuestran que Israel “seguirá cometiendo crímenes de guerra mientras aislan a Gaza del mundo exterior”.

En este contexto, la Media Luna Roja Palestina ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que “ejerza presión” sobre las autoridades israelíes para que brinden “protección inmediata” a la población civil, a las instalaciones médicas y a sus equipos sanitarios en el enclave palestino.

EL “ASEDIO” EN GAZA

Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha advertido en la red social X que han perdido contacto con su personal en Gaza, tanto con las instalaciones como con los trabajadores y el resto de socios humanitarios sobre el terreno.

“Este asedio me preocupa gravemente por su seguridad y los riesgos inmediatos para la salud de los pacientes vulnerables. Instamos a la protección inmediata de todos los civiles y al pleno acceso humanitario”, ha indicado en la citada red social.

De la misma forma, la coordinadora humanitaria de la ONU en Oriente Próximo, Lynn Hastings, ha denunciado que la Franja ha perdido todo contacto con el mundo exterior “en medio de los informes sobre la intensificación de los bombardeos”.

“Los hospitales y las operaciones humanitarias no pueden continuar sin comunicación, sin electricidad, alimentos, agua y medicamentos. La seguridad de los civiles, incluidos los trabajadores sanitarios, los periodistas y el personal de Naciones Unidas, corren grave riesgo”, ha argüido.

A las preocupaciones por la situación actual en Gaza también se ha sumado Médicos sin Fronteras (MSF), que ha indicado en un breve comunicado en sus redes sociales que no puede contactar con su personal palestino sobre el terreno.

“Estamos especialmente preocupados por los pacientes, el personal médico y las miles de familias que se refugian en el hospital Al Shifa y otros centros de salud”, ha dicho, exigiendo “la protección inequívoca de todas las instalaciones médicas, el personal y los civiles” en el enclave palestino.

También la directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Catherine Russell, ha lamentado haber perdido el contacto con sus “colegas” en Gaza.

“Estoy extremadamente preocupada por su seguridad y por otra noche de horror indescriptible para un millón de niños en Gaza”, ha expresado Russell en una publicación en la red social X, en la que ha defendido que “todos los trabajadores humanitarios y los niños y familias a los que sirven deben estar protegidos”.

TE PUEDE INTERESAR