consumo

Alerta alimentaria en España: retiran estos frutos secos del mercado y piden que no se consuman

La empresa responsable notificó el hallazgo tras una inspección interna de control de calidad
Frutos secos

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), adscrita a los Ministerios de Sanidad, Consumo y Agricultura, Pesca y Alimentación, ha sido informada sobre la presencia de la bacteria patógena Salmonella spp en almendras laminadas de origen español.

Este reporte provino de las autoridades sanitarias y de consumo de Dinamarca y Alemania a través del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF).

El producto afectado es almendras peladas y laminadas, donde se detectaron concentraciones de la bacteria responsable de la salmonelosis en 25 g. La alerta se ha clasificado como ‘Serious’ (grave), aunque no se tiene constancia de consumidores afectados.

La empresa responsable notificó el hallazgo tras una inspección interna de control de calidad. Las almendras han sido retiradas del mercado en Alemania, Dinamarca y España, mientras que en Suecia se ha procedido a la destrucción de los lotes afectados.

Salmonella, junto con E. coli y Listeria monocytogenes, son las principales causas de infecciones alimentarias en la Unión Europea. A pesar de los rigurosos controles, estos patógenos son difíciles de eliminar completamente de la cadena de producción alimentaria, habiéndose detectado brotes de salmonelosis en productos como huevos y tomates.

La resistencia bacteriana representa otra amenaza para la seguridad alimentaria. Un gran brote ocurrido en 2022 de Salmonella Typhimurium monofásica, originado en una famosa chocolatera belga, acentuó este riesgo. Este brote se caracterizó por una inusualmente alta proporción de niños hospitalizados, algunos con síntomas clínicos graves como la presencia de diarrea sanguinolenta.

La infección por salmonela generalmente es leve o incluso asintomática, pero también puede causar síntomas que típicamente incluyen diarrea, fiebre y calambres abdominales. Estos síntomas suelen manifestarse entre ocho y 72 horas después del contacto con el patógeno. La mayoría de las personas sanas se recuperan en unos pocos días sin necesidad de tratamiento específico. Sin embargo, la normalización de la microbiota intestinal puede tardar varios meses en completarse.

TE PUEDE INTERESAR