internacional

La UE acuerda la reforma que obligará a aerolíneas a recabar datos de pasajeros en vuelos intracomunitarios

Las nuevas reglas también aplicarán a todos aquellos vuelos que despeguen desde un aeropuerto europeo
La novedosa máquina que llegará a los aeropuertos de España. Shutterstock
La colecta de datos se hará de manera automatizada, reemplazando así los tradicionales métodos manuales. / DA

Los negociadores del Consejo y del Parlamento Europeo han logrado este viernes un acuerdo sobre la reforma del sistema de Información de Pasajeros Anticipada (API, por sus siglas en inglés) que obligará a las aerolíneas a recabar y transmitir sistemáticamente a las autoridades competentes los datos de los pasajeros de vuelos intracomunitarios, un mecanismo que hasta ahora las compañías podían aplicar de forma aleatoria.

Bruselas propuso en diciembre de 2022 revisar el reglamento que ya existe desde hace dos décadas para realizar controles de los pasajeros antes de que concluyan su vuelo a un destino de la Unión Europea, con el objetivo de reforzar la lucha contra la delincuencia grave y el terrorismo, así como para estrechar el control migratorio.

Para ello, las nuevas reglas no sólo se aplicarán a los vuelos que proceden de terceros países con destino a la Unión Europea sino también a todos aquellos que despeguen desde un aeropuerto europeo.

La reforma, además, armoniza la recolección de datos y ciñe a una lista cerrada la información que deben reunir y transmitir las compañías, por ejemplo el nombre y fecha de nacimiento del pasajero, su nacionalidad, detalles de su pasaporte e información sobre el propio vuelo.

La colecta de datos se hará de manera automatizada, reemplazando así los tradicionales métodos manuales, de modo que la información pueda ser transmitida también de manera automática vía un único canal de comunicación que será el obligatorio para aplicar el Reglamento de Datos de Pasajeros (PNR, por sus siglas en inglés).

Tras el acuerdo político entre los colegisladores comunitarios, la reforma deberá completar su proceso de tramitación para ser sometido a votación del pleno del Parlamento Europeo y de los Veintisiete antes de ser definitivamente adoptada para su entrada en vigor.

TE PUEDE INTERESAR