La hoy diputada de Coalición Canaria fue edil con UCD en la etapa de Manuel Hermoso y nueve años alcaldesa de La Laguna tras Elfidio Alonso.

Solo un mes, el transcurrido desde el 3 de junio al 4 de julio de 1999, es el tiempo en que Ana Oramas (Santa Cruz de Tenerife, 1959) no ha ocupado un cargo público desde que el 3 de febrero de 1979, sin haber cumplido los 20 años, fue elegida como concejal de la capital tinerfeña en las filas de la Unión de Centro Democrático y bajo el auspicio del histórico alcalde santacrucero Manuel Hermoso.

Ana Oramas, Martín Lus, García Gómez, Manuel Hermoso, Antonio Tavío y Miguel Zerolo (1984)

Durante más de 40 años, Oramas ha ocupado algún cargo público en una trayectoria clásica para una política profesional como la que nos ocupa,y cuya pervivencia en el actual (diputada de Coalición Canaria en el Congreso de los Diputados) depende de lo que se decida en el Comité Permanente que su partido tiene previsto celebrar hoy a cuenta de su indisciplina en el debate de investidura de Pedro Sánchez (PSOE) como presidente del Gobierno de España. A este respecto, cabe recordar que buena parte de su organización política aboga porque se fuerce su dimisión, mientras que sus compañeros de Tenerife aspiren a que se le sancione con una multa de 600 euros.

Pase lo que pase hoy, lo cierto es que Oramas permaneció como concejal de Santa Cruz de Tenerife desde aquel 3 de febrero de 1979 hasta el 26 de mayo de 1991, cuando la irrupción de Miguel Zerolo como alcalde santacrucero la llevó hasta el Parlamento de Canarias, donde se mantuvo hasta el 3 de junio de 1999.

Aunque por aquel entonces, se daba a Oramas como una política amortizada, las pésimas encuestas de Elfidio Alonso la convirtieron en una improvisada candidata de CC a la Alcaldía de La Laguna, que logró por unos centenares de votos y el respaldo del PP frente al vencedor de aquellas elecciones, el PSOE de Santiago Pérez.

Oramas permaneció en dicha Alcaldía hasta que dimitió el 21 de noviembre de 2008, cuando ya llevaba más de un año (concretamente desde el 25 de junio de 2007) como diputada en Madrid, cargo en el que permanece y donde sustituyó a Paulino Rivero como portavoz de CC el 26 de marzo de 2008.

Tras cerca de 13 años en el Congreso, Oramas protagoniza ahora la enésima crisis interna de Coalición, con la salvedad de que, hasta ahora, un poderoso pegamento mantenía a salvo la unidad de esta organización de cualquier dificultad: el poder institucional que ya no ejerce CC.